RIO GALLEGOS.- El municipio clausuró las boleterías de la empresa de Transporte Marga-Taqsa en la Terminal de Ómnibus de esta ciudad, por una deuda de impuestos cercana a los 4 millones de pesos. El total adeudado por las empresas de transporte asciende a 11 millones de pesos. En el marco de un fuerte operativo de control que está llevando adelante la dirección de Comercio, el municipio procedió ayer a la clausura de las oficinas comerciales de la empresa de transporte Marga-Taqsa. La medida se adoptó luego de un proceso de intimaciones por parte del municipio, que comenzó en la semana previa al fin de semana largo,  tras lo cual  y ante la falta de respuesta de los propietarios de la firma, se procedió a la clausura. «Fueron clausuradas las oficinas por estar todos los plazos vencidos», confirmó Dabbraccio a Winfo Santa Cruz. La municipalidad ya había clausurado también la semana pasada la confitería de la terminal cuyo concesionario es la misma empresa de transporte. La presencia de la policía Cuando los inspectores del área de Comercio municipal concurrieron a las oficinas de la empresa en la terminal para realizar el procedimiento, los empleados de la firma se negaban a retirarse del lugar impidiendo que los agentes municipales pudieran efectuar su tarea. Por este motivo se hizo presente el director de Comercio, Miguel Dabbraccio, quien solicitó la asistencia del Comando Radioeléctrico, a los efectos de proteger la integridad de los inspectores. Superado el incidente se produjo la clausura de las oficinas hasta tanto la empresa regularice su situación fiscal. Las deudas de todos los comercios de la Terminal supera los 11 millones Los operativos sobre los grandes contribuyentes empezaron hace varios días, y en el caso de la Terminal de Transporte, el municipio reclama más de 11 millones de deuda entre todas las empresas. Según pudo reconstruir este medio a partir de fuentes oficiales, las empresas y los montos aproximados de deuda son los siguientes:  Don Otto, con $1,3 millón, Tramat con $570 mil, El Pingüino $2.000.000, Andesmar $1.500.000, TecniAustral $800.000, Via-Tac $1.100.000, Marga 1.600.000, Taqsa $2.300.000, La Confitería  $700.000 . En el caso de esta última nunca contó con habilitación municipal.