PUERTO SANTA CRUZ.- La ONG «No más silencio» convocó a la comunidad de Puerto Santa Cruz a expresarse en repudio a los abusos sufridos por un grupo de jóvenes de parte del sacerdote Felipe Parma, quien hoy se encuentra detenido en la comisaría de esta ciudad por disposición de la jueza de Instrucción, Noelia Ursino.
«No más silencio», es un grupo de padres que trabaja en defensa de los derechos de los niños y se creó con el fin de luchar contra el abuso sexual infantil; brindando charlas informativas, repartiendo folletos, haciendo marchas, pintando rayuelas. Y desde hace varios años llevan adelante estas actividades en la comunidad.
A través de su página de Facebook, la ONG expresó su apoyo a los jóvenes que denunciaron al sacerdote y aseguró que «cree firmemente en el relato de los ex novicios que denunciaron los mismos».
«Yair, el primer denunciante había ingresado junto a otros niños y adolescentes pupilos a cargo del cura en la Iglesia Exaltación de la Santa Cruz en la localidad de Puerto Santa Cruz. Durante su estadía, en silencio, fue víctima de violencia sexual, que incluyó a otros novicios. Tras contarle todo al fundador de la congregación, sufre nuevamente abusos sexuales», detallan los padres que convocan a sumarse a la marcha de repudio el viernes 26 de octubre a las 18 hs en la Plaza Evita. La agrupación asegura que No más Silencio «siempre recibió el cálido apoyo de toda la comunidad y ésta vez quiere solidarizarse y convocar a una marcha en repudio a los abusos sufridos por el cura Felipe».