EL CALAFATE.- Personal del hospital SAMIC afiliado a los gremios UPCN y ATE lleva adelante medidas de fuerza en reclamo de mejores condiciones laborales, y  fallas en el funcionamiento del edificio. La medida, que comenzó ayer y continúa hoy,  afecta principalmente al servicio de quirófano. Desde la intervención aseguraron que continúan realizándose cirugías, y atendiendo urgencias, y que a raíz de las medidas de fuerza están reprogramando prestaciones. Personal instrumentista y enfermeros del hospital SAMIC afiliados a UPCN realizaron ayer paro con retención de servicios con presencia en el lugar de trabajo,  en el área de quirófano, en demanda de mejores condiciones laborales, falta de insumos, falta de descanso post guardias, reconocimiento de área cerrada profilaxis,  falta de jefe de quirófano y el pago de una bonificación para el sector. «En este momento estamos reunidos con el interventor, la médica laboral, el arquitecto responsable del edificio, y demás miembros del gremio analizando nuestro petitorio de 33 puntos que requerimos a las autoridades»,  señaló a Winfo Santa Cruz, la secretaria de Organización y vocal de UPCN, Andrea Vellio. Contó que junto a las autoridades recorrieron el área de quirófanos y destacó que «desde UPCN desde marzo estamos gestionando los distintos reclamos que tenemos pendientes, y siempre apoyando a nuestros afiliados», destacó. UPCN es el gremio mayoritario dentro del SAMIC con 90 afiliados. ATE denuncia la privatización de la Salud El dirigente de ATE, Alejandro Garzon, quien ayer participó de la asamblea que decidió el paro de 24 horas que se cumple hoy, manifestó  que “es vergonzoso el papel de la intervención, están imitando la desidia que Nación implementó en otros hospitales del centro del país, quieren privatizar la salud y nosotros no lo vamos a permitir, los trabajadores del SAMIC estamos unidos y preparados para resistir estos intentos de saquear el Estado y eludir servicios básicos, sobre todo para los sectores mas vulnerables”, advirtió el gremialista. Recalcó que “nos dicen que están politizado al hospital y lo que debemos hacer en realidad es politizar a la sociedad porque si no, siempre vamos a ser ovejas, tenemos un interventor que mira para otro lado, que sus asesores le venden el diario de Irigoyen, que le gusta insultar a los trabajadores por los medios, pero no hace nada”, agregó el dirigente, según publicó el diario La Opinión Austral. El personal reclama también por las condiciones de seguridad del edificio que presenta falencias estructurales desde su construcción, en el servicio de ascensores, entre otros. Cabe recordar que la obra del hospital SAMIC fue llevada adelante por la empresa ESUCO, propiedad de Carlos Wagner, uno de los empresarios detenido en la llamada Causa de los Cuadernos, que reconoció el pago de coimas a funcionarios del gobierno de Cristina Fernández. De acuerdo a un relevamiento realizado por este medio, hoy en el hospital de El Calafate, adhieren a la medida de fuerza personal del servicio de quirófano, los médicos del servicio de diagnóstico por imágenes,  el servicio de odontología y un médico psiquiatra. El interventor Gastón Ortíz Maldonado aseguró que se están realizando cirugías «Ayer fui con cirujanos y personal técnico, y delegados del hospital al quirófano y observamos juntos las fallas denunciadas, son vicios de obra, no es una cuestión grave de mantenimiento sino fallas que vinieron con el hospital», señaló el interventor Gastón Ortíz Maldonado, quien recordó además que las anomalias fueron denunciadas ante la Oficina Anticorrupción y se halla bajo análisis de ese organismo.  Respecto de la afectación de los servicios a raíz de la medida de fuerza, el funcionario indicó que «Hoy se está haciendo una cirugía ginecológica y otras cirugías menores, la terapia intensiva está funcionando hay cinco internados», detalló. «No es que el quirófano no funciona», aclaró, «no está parado sino que reprogramamos cirugías y estudios para más adelante», explicó y remarcó que el hospital «continúa atendiendo urgencias». Ortíz Maldonado agregó que «el ruido del aire acondicionado, y los inconvenientes existentes en la circulación del aire, también son fallas originales de la construcción del hospital, no son problemas de mantenimiento que hay que atribuirle al personal que actualmente atiende el hospital», recalcó el funcionario. Adelantó que están convocando a una auditoría de parte de Nación «para ver cómo podemos solucionar los problemas del quirófano». Reiteró que «los problemas que denuncian los afiliados de ATE que hoy realizan medidas de fuerza existieron siempre, los tenemos denunciados, y requieren que alguien especializado en refrigeracion, ventilación y cuidados asépticos nos den su opinión. En lo que hace al servicio de manteninimiento del hospital hoy podemos cambiar alguna puerta o algunas bachas, o problemas menores que como dije fueron . Presupuestada en 253 millones de pesos, la obra del hospital “Jorge Cépernic – Néstor Kirchner”, que comenzó a construirse en diciembre de 2010 terminó abonándose más de 600 millones sin que conste un final de obra que acredite los motivos de la diferencia de costos de más del 250% en cuatro años. Según el INDEC por entonces la inflación promediaba el 10 por ciento anual.
En un comunicado elaborado para la comunidad el personal del quirófano detalló sobre la falta de instrumentadores y enfermeros para el servicio diario y alegan que «en los últimos años, los directivos se han encargado de contratar diferentes profesionales que no había en la localidad (neurocirujanos, cirujano vascular, cirujano pediátrico, cirujano otorrinolaringólogo, etc) lo que conlleva a una mayor complejidad, y un incremento importante en cuanto al número de cirugías diarias programadas, sin tener en cuenta toda urgencia que se reciben a diario de la localidad y derivados de toda la provincia. Todo esto se lleva a cabo con el mismo personal desde hace 3 años». Según el detalle informado por los trabajadores, el hospital Samic cuenta con 9 instrumentadoras quirúrgicas y 5 enfermeros, dando servicio los 365 días del años, para todas estas especialidades sin descaso post guardia reglamentado (las guardias pasivas son a partir de las 16hs y hasta las 08:00 hs del día siguiente, de lunes a viernes, debiendo presentarnos a trabajar el mismo día que terminamos la guardia pasiva. y los fines de semana y feriados las mismas son de 24hs). «Muchas veces no volvemos a nuestros hogares hasta altas horas de la madrugada, sin poder ver a nuestras familias hasta el día siguiente al salir del trabajo. Muchas somos las que tenemos hijos chicos que hemos dejado por 24 hs para atender a quienes nos necesitan en una urgencia», detallan los profesionales. También aluden que en los quirófanos están expuestos a ruidos constantes  entre 8 a 12 hs diarias que los lleva a sufrir diferentes malestares -hipertensión arterial, dolores de cabeza, estrés, insomnio, etc-. Y aclaran que fue reclamado a las autoridades sin recibir respuestas. En tanto denuncian que están vencidos los chalecos plomados que utilizan para protegerse de las radiaciones ionizantes. «Queremos que la comunidad sepa que detrás de su cirujano, al que ve antes y después de la cirugía, hay todo un equipo de profesionales que día a día dan lo mejor», explican los profesionales quienes agradecen el apoyo de la UPCN para llevar adelante el reclamo.