Por una nueva medida de fuerza sorpresiva de los gremios aeronáuticos, Aerolíneas Argentinas se vió obligada a cancelar sus operaciones de hoy a la mañana ya se vieron afectados 111 vuelos, según informó la empresa estatal. De los cuales,  cuatro vuelos de los once que hoy están previstos para El Calafate ya han sido cancelados, según  la información oficial de Aeropuertos Argentina 2000 figuran como vuelos cancelados.

«La medida de fuerza es llevada adelante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA). El viernes 2, la semana pasada, hubo una medida similar del sexto gremio que agrupa a trabajadores de la empresa, la Asociación de Aeronavegantes (AAA)», informó hoy a través de un comunicado de prensa la Aerolínea de bandera.

La medida de fuerza consiste en la realización de asambleas en los principales aeropuertos, impidiendo el normal desempeño de tareas. Dichas asambleas buscan afectar el servicio de la compañía.

Las asambleas comenzaron a partir de las 7 de la mañana. Dadas las características de la medida, la operación no podría normalizarse antes de esa hora.

En el mismo comunicado «la empresa lamenta el impacto de estas medidas de fuerza en sus servicios, que generó que unos 7.000 pasajeros se vieran ya afectados. En la medida que las asambleas se extiendan, los vuelos cancelados o demorados podrían ser más aún». y agrega que la empresa «reitera su permanente vocación de diálogo con sus trabajadores. Sin embargo, el reclamo gremial no fue acompañado de un planteo formal a la compañía, lo que impide la posibilidad de conversar sobre las diferencias que pudieran plantearse».

Publicidad

Publicidad

Fuentes oficiales afirmaron que se encuentran reubicanado a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible. Igualmente, los pasajeros afectados podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron.