PIEDRA BUENA.- Con barbijos y respetando la distancia social impuesta por la cuarentena, esta tarde se realizó una marcha en la localidad pidiendo justicia por Jesica Minaglia, la docente encontrada muerta el miércoles en su casa.

Amigos, compañeras de las escuelas donde Minaglia ejerció y con el apoyo del colectivo Insurgentes Piedra Buena, se convocaron esta tarde.

Se formaron en las marcas dispuestas en la vereda del Banco Santa Cruz, frente a la comisaría.

Allí, en silencio, con carteles y portando la foto de la docente fallecida, hombres y mujeres pidieron que la trágica muerte de la joven no quede impune. Era docente de la Escuela Provincial Primaria 93, pero había iniciado su corta carrera en la Escuelita del Río en el año 2012. Entre la comunidad de la escuela cerrada en 2019, recibieron con consternación y dolor la noticia.

Publicidad

Publicidad

/