PIEDRABUENA– Se realizaron las primeras pericias y allanamientos en el marco de la investigación del femicidio de Jesica Minaglia, ocurrido ayer en esta ciudad. La jueza, Noelia Ursino, tomó los primeros testimonios y el cuerpo de la víctima fue trasladado a Río gallegos para la autopsia.

La justicia santacruceña investiga el femicidio de la docente Jesica Minaglia de 30 años, quien fue hallada muerta ayer en su domicilio con signos de haber sido golpeada. Aún no se informó sobre las causas del deceso.

Las primeras pericias realizadas por personal de criminalística de la Policía Provincial, indicaron que Jesica presentaba contusiones en la cabeza, presumiblemente provocada con un elemento contundente. Aunque en el lugar no se halló el objeto que habría producido el golpe.

Su expareja, un cabo primero de la policía de Santa Cruz se encuentra detenido, mientras que el cuerpo de la mujer fue trasladado a Río Gallegos, distante a 250 kms de esta ciudad, para la autopsia que estuvo a cargo Francisco Echandi.

Publicidad

Publicidad

Según los primeros datos que surgen de la causa, la docente estaba separada desde hacía poco tiempo de Pablo Alejandro Nuñez, y eran padres de un niño. El hombre se desempeña en la comisaría primera de la localidad.

El cuerpo sin vida fue encontrado por la madre de la víctima, en la casa que compartieron hasta hace poco con el policía y presentaba  contusiones en la cabeza. Ambos tenían un hijo pequeño en común.

La noticia causó consternación en la pequeña comunidad de Comandante Luis Piedrabuena, en especial en el ámbito educativo donde se desempeñó como docente, primero en la  Escuela Municipal Experimental Nº1, conocida como «Escuelita del Río» y actualmente era docente de segundo grado de la escuela primaria 93 de la localidad.

«Lo que sucedió conmocionó a toda la localidad, en especial a quienes compartimos la escuela con ella», contó a Winfo Santa Cruz, Silvina Comachi, docente y compañera de Jesica.

Por estas horas se produce en Piedrabuena un «ruidazo» en la localidad, pidiendo justicia por Jesica.

Desde ayer, el caso es investigado por la jueza Noelia Ursino quien está aplicando el protocolo de perspectiva de género e investiga el hecho como un femicidio, según confirmaron fuentes judiciales a medios locales y durante la mañana estuvo tomando declaración testimonial para intentar reconstruir como fueron las últimas horas de la víctima. 

El escenario del crimen fue investigado ayer por una comisión de criminalística de la policía que se trasladó desde Río Gallegos, quienes se encontraron ante un cruento escenario. Según trascendió, el cuerpo tenía contusiones en la cabeza pero no habrían encontrado el elemento  con el que se habría producido el golpe. Los peritos utilizaron luminol para detectar trazas de sangre en la escena del crimen, y no habrían encontrado ningún elemento contundente.

Jesica Natalia Magali Minaglia era oriunda de Rosario del Tala, Entre Ríos, y había llegado a la localidad de pequeña como parte de la familia de militares que aquí se radican en torno a la guarnición del Ejército con base en Piedrabuena. Había egresado del profesorado de Primero y Segundo Ciclo de EGB en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral en la sede de San Julián y realizado sus estudios secundarios en la escuela «Juan Francisco Toggnon» de Piedrabuena.

A través de las redes sociales agrupaciones feministas y docentes reclaman justicia por la muerte de la docente. «Con profunda tristeza, exigimos justicia por nuestra querida compañera Jesica que es una víctima más de femicidio. Lamentamos esta terrible pérdida para su familia, compañeros docentes de la localidad de Piedra Buena y toda la docencia de la provincia de Santa Cruz», expresó la Asociación de Docentes de Santa Cruz.