SANTA CRUZ.- Luego de la firma de los decretos de prórroga del ASPO para Río Gallegos y de la creación de un fondo para ayudar económicamente al sector comercial, la gobernadora, Alicia Kirchner, admitió que «Tener que volver para atrás no le gusta a nadie» . Dijo que hay 10 personas internadas en clínica médica con COVID-19 y 12 pacientes internados en UTI, «10 con respiradores», aunque aclaró: «este no es un problema de insumos o respiradores».

La gobernadora, Alicia Kirchner, se refirió a la prórroga del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio para Río Gallegos, «quizás produzca cierto hastío y créanme que yo entiendo la situación porque hablar nuevamente de restricciones cuando habíamos hecho un avance muy importante en lo comercial, gimnasios, la implementación de algunas actividades físicas y deportes individuales y hoy tener que volver para atrás no le gusta a nadie».

Alicia Kirchner explicó que en la provincia se trabaja en dos sentidos, por un lado el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) en la ciudad de Río Gallegos, y por otra el distanciamiento físico reconocida como distanciamiento social en el resto de las localidades.

Indicó que en este contexto hay una gran esperanza y la misma tiene que ver con el anuncio del presidente Alberto Fernández hiciera días atrás. “Esa esperanza es la vacuna. Hasta el momento se habla de que la vacuna va a estar lista el primer semestre del año que viene y estamos en el mes de agosto y empiecen a contar cuantos meses faltan para llegar al 2021”, recalcó.
“Sé que no agrada y podrán discutir algunos si es certero o no hacer lo mismo. La verdad que como Gobernadora de esta provincia tengo la obligación de tomar esta determinación y vamos a tratar todos juntos y todas juntas de poder transformar este desafío y achatar la curva”, remarcó.

Publicidad

Publicidad

La situación del sistema de salud

La mandataria señaló que «en este momento, hay 10 personas internadas en clínica médica con COVID y 12 en Terapia Intensiva, de las cuales 10 están con respiradores. Este no es un problema de insumos o de respiradores», afirmó la gobernadora.

Describió que «en el sistema de salud tenemos 5487 personas y en el Hospital Regional Río Gallegos tenemos 1664 personas afectadas a la guardia COVID – 19, a la Clínica COVID – 19, a terapia intensiva COVID – 19, a los laboratorios que funcionan casi las 24 horas, a centros de detección y todo lo que tiene que ver con problemática COVID – 19, son casi 650 personas. A estas personas tenemos que cuidarlas también porque así como nos infectamos nosotros en la ciudad de Río Gallegos, ellos son parte de la misma”, enfatizó.

“Quiero aprovechar la oportunidad para agradecerles a todo el sistema de salud y muy especialmente a los que están en la trinchera. A veces me pregunto cómo están emocionalmente porque todos los días están en contacto con la gravedad de los casos e incluso con la muerte», señaló.

En el marco de su mensaje la gobernadora se refirió a las Palabras del Obispo de esta mañana, “él decía que existen varios protocolos entre los cuales está el de la solidaridad. Me permito tomar las palabras del Obispo y decir que tenemos que ser solidarios y tomar otros protocolos como no relajarnos, tener responsabilidad individual y social y esto nos cabe a todos, los que estamos en el Estado, en el gobierno, industria, comercio y otras actividades. No se pueda saltar esta pandemia como lo podemos hacer con las páginas de un libro”, agregó.