SANTA CRUZ.- Una nueva modalidad implementará el gobierno para detectar casos de coronavirus, recorriendo los domicilios en busca de personas que presenten síntomas compatibles con COVID-19. La intención es bloquear el virus para evitar su propagación. Comenzarán en el Barrio 240 viviendas.

Luego que en Río Gallegos se produjera un rebrote del virus el 14 de julio que generó una ola de contagios que llevó de 4 a 840 los casos positivos de COVID-19, el Ministerio de Salud anunció hoy que implementará una nueva estrategia para detectar a personas que presenten síntomas compatibles con el virus.

El operativo dará inicio el miércoles 26 de agosto.

La epidemiología del Ministerio de Salud y Ambiente, dra Ana Cabrera, anunció la implementación del Programa Detectar y el inicio de la búsqueda en barrios de Río Gallegos de personas que presenten síntomas compatibles con el virus para ser testeados.

Publicidad

Publicidad

En este sentido, Cabrera explicó que el Programa DetecAR (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Territorio Argentino) «es una estrategia especial que permita aumentar el diagnóstico y poder realizar un bloqueo en menor tiempo para evitar la propagación de este virus o minimizarla».

En cuanto a la forma de implementación, indicó que se comenzará en el Barrio 240 Viviendas y en un trabajo en articulación con el Puesto Fijo ubicado en el Gimnasio Benjamín Verón de ese sector de la capital provincial.

«A partir del georeferenciamiento de los casos, se vio que en este barrio había una mayor concentración que en otras áreas de la ciudad», señaló Cabrera y explicó que el operativo consistirá en que los agentes sanitarios visiten puerta a puerta los domicilios de la zona preguntando si algún integrante de la familia presenta al menos un síntoma.


«Con este tipo de operativos se aumenta la sensibilidad de la definición de casos sospechosos y vamos a ir a buscar al que tenga un sólo síntoma para detectar la mayor cantidad de casos posibles y realizar los bloqueos a la transmisión», explicó la doctora Cabrera.


Luego de detectar los casos sospechosos en los domicilios, la persona será derivada al puesto de testeo en el Gimnasio Benjamín Verón para la toma de muestra, la carga en el sistema nacional de vigilancia y el procesamiento de la muestra.
«Cuando un caso es sospechoso, tiene que cumplir con el aislamiento obligatorio hasta tener la confirmación, y también deben cumplirlo los contactos estrechos», afirmó Cabrera y explicó que estas personas serán exceptuadas de concurrir a sus lugares de trabajo durante 14 días.

Actividad comercial

En otro tramo, se refirió a la reapertura de actividades comerciales «muy necesarias para la localidad y si bien todavía estamos trabajando en el control del brote en Río Gallegos por lo que es muy importante la responsabilidad en el cuidado de las conductas».
En este sentido, mencionó que es muy importante respetar el uso de tapabocas, mantener el distanciamiento y que no hayan muchas personas dentro de los locales.