-Los días 29 y 30 de julio se viralizaron posteos con fotos de alimentos rotos en medio de la nieve en cercanías de la localidad de Cushamen, al noroeste de Chubut. La imagen es real: fueron dos bolsones que se rompieron al ser depositados por un helicóptero del Ejército, desde un metro y medio de altura.

– Sin embargo, el operativo incluyó 250 módulos de alimentos para 17 parajes cercanos a Cushamen, en los que no hubo mayores inconvenientes.

-Aunque el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, estuvo en un primer sobrevuelo de reconocimiento, no participó en los operativos en los que se distribuyeron los bolsones.

El 29 de julio último, en el marco de la emergencia por nevadas que atraviesa la localidad de Cushamen, en el noroeste de Chubut, un operativo de Defensa Civil de la provincia distribuyó alrededor de 250 bolsones de alimentos desde un helicóptero del Ejército, para asistir a los pobladores rurales. Horas después, una imagen de alimentos rotos mezclados con un bidón de lavandina, motivaron indignación en redes sociales.

Publicidad

Publicidad

Bajo el hashtag “#vergüenzachubut”, la imagen de alimentos rotos sobre la nieve, junto a otra foto sonriente del gobernador, Mariano Arcioni (Chubut Somos Todos), y colaboradores en una aeronave, se viralizó rápidamente, compartiéndose más de 24 mil veces en Twitter y Facebook, provocando comentarios de indignación y duras críticas al mandatario y sus colaboradores, entre miles de comentarios que consideraron una burla hacia la comunidad mapuche y pobladores rurales en general que debían recibir esa asistencia.

La información así presentada fue compartida en portales informativos de Facebook y Twitter como “Radio Libre”, donde en las primeras horas de lamadrugada del 30 de julio, obtuvo 15 mil compartidos. Otro sitio informativo, “Comodoro24”, publicó también la misma combinación de imágenes y similar título, lo que motivó 2.200 reacciones, 612 comentarios y fue compartido otras 3.900 veces. RedDES se comunicó con ambos medios pero hasta la publicación de la nota no hubo respuesta.

¿Qué fue lo que realmente ocurrió?

El operativo de entrega de alimentos se realizó entre el 28 y el 29 de julio, por una nevada cuyas consecuencias aún persisten y dejaron aislados a cientos de pobladores rurales. Si bien Cushamen es una localidad que cuenta con una población estimada entre las 3.000 y 4.000 personas, hay otros parajes ubicados a radios de varios kilómetros a la distancia, a quienes en esos días no se los podía asistir si no era por aire.

José Mazzei, director de Defensa Civil de la provincia, era uno de los integrantes de los vuelos. Si bien el primer día también estuvieron el gobernador Arcioni y el ministro de Seguridad chubutense, Federico Massoni, éstos hicieron un sobrevuelo de reconocimiento de la zona, pero no participaron de los operativos para arrojar los alimentos, según relató Saturnino Antinao, vicepresidente de la Comuna Rural de Cushamen. “Ellos bajaron a visitar a un poblador, en el paraje El Tropezón, y después seguimos hacia Esquel, donde ellos descendieron y nosotros cargamos las provisiones para empezar el operativo”, contó Antinao a RedDES.

“La verdad es que arrojamos alrededor de 280 bolsones y se rompieron 2; cuando ví que se habían roto, volví a arrojar otros 3 módulos, que no se rompieron”, expresó el funcionario Mazzei.

Si bien el término “arrojar” utilizado en la jerga puede reflejar que los elementos se lanzan desde una altura importante, en rigor el operativo técnico implica que el helicóptero queda en suspenso a poco más de un metro del suelo, cuando no puede aterrizar, para depositar desde allí los módulos, según se explicó oficialmente desde el Comando de la IX Brigada Mecanizada de Comodoro Rivadavia, que prestó apoyo para el operativo.

Mazzei describió las difíciles condiciones en que se hicieron los vuelos, con vientos cruzados en cañadones y un alto riesgo para la seguridad de la tripulación, tratando de llevar ayuda a parajes que en esos días eran inaccesibles por tierra.

Silvio Hulinao, presidente de la Comunidad Vuelta del Río, confirmó la rotura de dos bolsas y dijo que otros vecinos de lugares cercanos también encontraron problemas similares.

La lavandina y los alimentos

El director de Defensa Civil también expresó su extrañeza por la aparición de un bidón de lavandina en la imagen viralizada. “Nosotros no armamos módulos con elementos de limpieza -señaló Mazzei-, los nuestros tenían sólo alimentos. Puede ser que esa imagen corresponda a otro módulo de un operativo distinto, no lo sé”.

La solución al misterio de la lavandina la aportará Saturnino Antinao, el vicepresidente de la Comuna: “ Reconozco que hubo un apuro en la preparación de algunos bolsones, porque estábamos en una emergencia. Lo que pasó es que ya estábamos volviendo y quedaban solamente 5 bolsones, entonces estábamos cerca de El Maitén y el piloto nos dice que va a bajar para arrojar esas últimas bolsas en este paraje, donde está la comunidad Vuelta del Río. En realidad ya era jurisdicción de El Maitén, no correspondía a Cushamen, pero decidimos lanzarlas para no volver al aeródromo con esas bolsas”, explicó Antinao a RedDES.

Fue en esa circunstancia que se produjo la rotura de al menos dos de los módulos, que en este caso sí estaban integrados por alimentos y elementos de limpieza, según reconoció Antinao, porque habían sido preparados “por chicos voluntarios que en el apuro tampoco les pudimos decir que debían usar bolsas más resistentes que las de consorcio, comunes, porque el helicóptero las iba a tirar desde una cierta altura”.

Horacio Quinteros conoce la zona de Cushamen, donde ha trabajado como docente por varios años. Hoy vive en Esquel, pero participó de algunas de las campañas de asistencia con los pobladores, con una localidad con la que mantiene el vínculo. Fue una de las primeras voces en salir a respaldar la versión ofrecida por Defensa Civil y lo hizo desde un lugar que no podría ubicarse en un alineamiento político con el gobierno: hoy trabaja en Legislatura como asesor del diputado Manuel Pagliaroni, presidente del bloque Juntos por el Cambio, que encabeza la oposición al gobernador Arcioni.
“Estuve en Cushamen al otro día de ese operativo. Yo ví desde tierra cómo se movía el helicóptero por los vientos, es zona de cañadones y las condiciones son muy difíciles -explicó-. Por eso hay pilotos muy conocidos en la región que han salido a reivindicar el operativo y a explicar por qué pudo haber pasado esto, que ha sido bien explicado por el director de Defensa Civil”, dijo ante la consulta de RedDES.

Por qué el helicóptero no podía aterrizar en cada paraje

RedDES pudo conocer detalles del operativo realizado por el helicóptero Bell U1H, matrícula EA 457, perteneciente a la división Aviación del Comando de la IX Brigada Mecanizada con asiento en Comodoro Rivadavia. De acuerdo con la información brindada por el comandante de esa guarnición, Coronel Néstor Leonard, la tarea de asistencia incluyó un total de 4 sobre vuelos, en los que se distribuyeron 77 módulos alimentarios y se realizaron 3 evacuaciones de personas, aunque al descender la nave con asistencia médica los pobladores se negaron a abandonar su lugar de residencia.

Al explicar el motivo por el que los módulos debían ser depositados desde el aire, sin posibilidad de aterrizar, desde la Brigada indicaron que esto se debió a razones climáticas y al escaso tiempo para recorrer el total de 13 parajes (a otros 4 se llegó por tierra), ubicados a distintos radios, de entre 20 y 60 kilómetros, distantes de la localidad de Cushamen.

En Vuelta del Río piden mejor organización

El presidente de la Comunidad Vuelta del Río, Silvio Huilinao describió los hechos con una crítica a la falta de preparación de los bolsones recibidos: “Nosotros estamos a 1000 metros sobre nivel del mar, con todo congelado y más de un metro de nieve; anduvo el helicóptero y largó mercadería, pero vino empaquetada de fábrica con envases débiles y la parte logística debería tener en cuenta que si va a largar un paquete de leche desde una aeronave, el golpe va a ser muy fuerte. Entonces una bolsa común de residuos, el paquete de yerba y otros alimentos no vienen preparados para golpear, para eso debería reforzarse en el momento de embalar”, expresó.

Sobre los lanzamientos en su lugar, confirmó que los primeros dos bolsones se rompieron, pero al lanzarse los otros 3, “muchos alimentos quedaron rotos adentro del bolso”.

Esta nota fue producida por la Red Federal contra la Desinformación (RedDES), una red colaborativa federal de medios creada para producir y difundir verificaciones de rumores y contenidos falsos sobre coronavirus que están circulando a través de las redes sociales. Las vías de contacto son: por mail a redfederal@chequeado.com y /Chequeado en todas las redes. Si te llegó información sospechosa por WhatsApp podés enviarla al 11.3679.0690 para su verificación.

Autor: Raúl Figueroa – Edición 1: SV – Edición 2: LZ