RÍO TURBIO.- Una persona domiciliada en Río Gallegos que aparentemente visitó Puerto Natales, fue detectada por carabineros mientras se dirigía a pie hacia 28 de Noviembre. Ahora está aislado en Río Turbio. ¿Cómo pudo viajar más de 350 kilómetros, visitar una ciudad de Chile y luego intentar regresar en medio de las restricciones a la circulación por el COVID-19?

Un hombre que regresaba a pie desde Chile y según dijo se dirigía a 28 de Noviembre, fue retenido por carabineros quienes dieron aviso a Gendarmería que procedió a su detención y posteriormente con la intervención del COE local, la persona fue aislada en un hotel de Río Turbio en cumplimiento del protocolo por el COVID-19.

Sobre el incidente el COE 28 de Noviembre Informó que «se halló a una persona que provenía de Chile en el paso Mina 1 con destino a 28 de Noviembre».

A las 01:20 horas del sábado 22 de agosto personal de Gendarmería Nacional de Mina Uno, recibió un llamado de Carabineros de Chile que El sábado 22 de agosto para informarles que «un hombre de nacionalidad argentina mayor de edad fue encontrado caminando a campo traviesa en territorio chileno», y que según manifestó la persona se dirigía hacia 28 de Noviembre.

Publicidad

Publicidad

Desde el COE informaron que se dio intervención al Juzgado Federal de Río Gallegos, «quien orientó recibir al ciudadano argentin en el límite internacional, tomando todos los recaudos correspondientes para ser trasladado y controlado por personal de Salud del Hospital San Lucas», refier el parte de prensa de las autoridades.

La persona, de quien no se dio a conocer identidad, fue alojada en el Hotel Capipe en el increso a la Cuenca, donde cumplirá la correspondiente cuarentena en el marco del protocolo preventido de COVID-19.

Por el hecho se inició una causa penal por violación al Artículo 205 del Código Penal Argentino, que indica que «Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia».

¿Es posible que una persona viaje desde Río Gallegos hacia Río Turbio, desde allí cruce a Chile y luego regrese caminando sin ser detectado por autoridades fronterizas?

Desde que se conoció la noticia en la Cuenca Carbonífera surgieron dudas e interrogantes, sobre cómo hizo el hombre para recorrer más de 350 kilómetros, y luego salir y volver a ingresar al pais en medio de las restricciones a la circulación de personas por el COVID-19.

Una fuente consultada por Winfo Santa Cruz, que trabajó muchos años en la zona comentó que «es perfectamente posible y cotidiano» que suceda entre habitantes de la zona que involucra a tres localidades de Argentina y Chile distantes a 20 kilómetros entre sí.

Estimó que lo que pudo haber sucedido es que «el hombre haya ido a Natales caminando y los carabineros lo sorprendieron cuando estaba volviendo. Allí es normal, en tiempos «normales» que la gente se cruce caminando, sobre todo los que tienen doble nacionalidad», explicó la fuente.

Precisó que «la distancia allí es muy corta y en la zona de Mina 1 hay Chacras del lado Chileno. Si querés ir caminando desde 28 de Noviembre a Chile por la zona del Chiflón 7 o el Aeropuerto de 28 de Noviembre, tendrás unos 4 ó 5 km por el monte de lengas», sostuvo.

Sobre cómo pudo sortear trámites migratorios y aduaneros, y sobre todo hacerlo en tiempos de pandemia donde las restricciones de circulación rige en ambos países, estimó que «Seguramente en Chile los carabineros le habrán labrado actuaciones (no se si judiciales o administrativas por Migraciones) por ingreso por paso no habilitado», y luego la resolución del incidente fue «conversada y coordinada», según su interpretación.

Las autoridades provinciales aún no han reportado el hecho, en el que seguramente tuvo intervención la policía provincial que ejerce el control de ingresos y agresos a la capital provincial, en el destacamento Güer Aike.