SANTA CRUZ.- “Cuando nosotros tengamos el sustento científico que acredite que este tratamiento es efectivo, lógicamente lo vamos a aplicar”, aseguró el ministro de Salud, Claudio García. Es en respuesta al pedido de legisladores de la oposición para que las autoridades sanitarias autoricen la utilización de ibuprofeno inhalante para pacientes con Covid.

Durante la conferencia de prensa con medios de comunicación de Zona Norte, las autoridades sanitarias expusieron los motivos por los cuales en la provincia no se aplican tratamientos con Ibuprofeno inhalado para pacientes COVID-19.

El ministro de Salud y Ambiente, Claudio García señaló que la negativa del organismo a su cargo sobre el uso del medicamento está en concordancia con lo que establece el Ministerio de Salud de Nación, el cual «no recomienda el uso del Ibuprofeno Inhalado como una estrategia terapéutica», afirmó el funcionario.

“Esta argumentación se basa en la inexistencia de ensayos controlados, estudios a doble ciego, estudios de validez epidemiológica que comprueben que efectivamente la terapéutica en caso de ser aplicada, es beneficiosa para el tratamiento de la enfermedad. Otro aspecto que se debe evaluar es el hecho de que no es dañina a la salud”, explicó.

Publicidad

Publicidad

En cuanto al Ibuprofeno comentó que hubo presentaciones a la ANMAT la semana pasada y desde la misma se indicó al laboratorio productor cuáles son los pasos mínimos que tiene que seguir para ser considerada como una medicación a utilizar. “Hay mucho movimiento al respecto en lo mediático pero cuando nosotros tengamos el sustento científico que acredite que este tratamiento o se acredite la vacuna es efectivo, lógicamente lo vamos a aplicar como corresponde”, manifestó el dr García.

En ese sentido, agregó que estos argumentos tienen que ver con la toma de decisiones, la cual está de algún modo supeditada a la existencia de una validación por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) que es el ente que por naturaleza tiene que expedirse respecto a estas situaciones.

“Cuando nosotros comentamos esta situación se nos refiere lo que es la Red Argentina Pública de Evaluación de Tecnología Sanitaria, conformada por un cumulo de universidades y entidades científicas, la cual manifestó que no hay todavía comprobación que efectivamente la utilización de Ibuprofeno inhalado no provoca un daño a nivel pulmonar. Si está probado que en la fibrosis quística, una de las patologías que afecta a los niños y es de tipo congénita, el Ibuprofeno inhalado lo que hace es prevenir el desarrollo de ciertas bacterias y tiene un beneficio indirecto para esa enfermedad, no de COVID”, detalló.

Por otra parte, el titular de la Cartera Sanitaria Provincial indicó que el planteo del Ministerio de Salud de la Nación es el mismo que le hizo a las empresas que están impulsando la utilización de este medicamento,  que al igual que cualquier otro laboratorio o instancia de tecnología de salud que se pretende aplicar en el uso humano, debe certificar los pasos científicos que corresponden.

Puso como ejemplo lo que plantea «con la utilización de la ivermectina, medicamento de uso veterinario pero que está siendo estudiado en una fase 3 de los estudios y ensayos clínicos controlados donde todavía no hay certeza que efectivamente sea útil,  pero se avanzó en dos etapas previas que indican que no produce daños en la salud y se transforma en uno los posibles tratamientos que se están barajando», aseguró el ministro.

Dijo que «Lo mismo ocurre con la utilización del plasma equino, el cual también está en una fase 3 de estudio”.