Santa Cruz.- Hasta tanto la ANMAT autorice su comercialización, los legisladores de la oposición quieren que el gobierno autorice su utilización en pacientes con COVID-19. El gobierno provincial ha dicho que esperará la decisión del organismo nacional que regula la implementación de nuevos medicamentos. Ya hay siete provincias que lo aplican.

La Diputada Nadia Ricci junto a los diputados Daniel Roquel, Evaristo Ruiz y Javier Perez Gallart presentaron un proyecto de ley en la legislatura provincial para que «se habilite, como medida sanitaria de excepción, la utilización del ibuprofeno inhalado como terapia de uso compasivo mientras dure la pandemia desatada por el COVID 19 y hasta tanto la ANMAT autorice su comercialización»,

La iniciativa busca destrabar la polémica que se generó en Santa Cruz por este medicamento que es utilizado como un paliativo en la lucha contra el COVID. El ibuprofeno inhalado ya se usa en Córdoba, La Rioja, Mendoza, Jujuy, Buenos Aires, Chubut, y en Santa Fe donde ya existe una ley para habilitarlo.

Sin embargo en Santa Cruz las autoridades provinciales niegan su utilización a la espera de indicaciones expresas del Gobierno Nacional.

Publicidad

Publicidad

Los autores del proyecto remarcaron que la utilización del ibuprofeno inhalado puede transformarse en una gran alternativa para Santa Cruz ya que está demostrado que reduce el tiempo de internación de los pacientes con COVID y evita que muchos lleguen a estadios graves de la enfermedad.

Para la Diputada Ricci es urgente permitir el uso de este medicamento que está dando resultados positivos en muchos tratamientos a lo largo del pais: “Estamos en una situación caótica y no nos podemos dar el lujo de seguir esperando”, argumenta.

Remarca que en Santa Cruz ya han fallecido 63 personas en poco más de dos meses, «no entiendo cuál es la negativa para aprobar su utilización en la provincia si el paciente así lo autoriza y tomando todos los recaudos del caso.”, insiste la legisladora.

“Están dadas todas las condiciones y ahora falta la sensatez de los políticos santacruceños. No hay más camas ni lugar en la morgue en nuestra provincia y seguimos dilatando decisiones que pueden salvar vidas. El Gobierno de Santa Cruz no puede seguir negando esta posibilidad a los enfermos”, indicó la legisladora.