RÍO GALLEGOS.- El intendente, Pablo Grasso, convocó a sus pares de El Calafate y El Chaltén, a una prueba piloto similar a la que experimentan en Río Negro con Bariloche, para que «los vecinos puedan viajar». El plan de Grasso es que Río Gallegos aporte turistas a los destinos de Santa Cruz. Cabe recordar el Parque Nacional Los Glaciares aún permanece cerrado. Foto: Archivo.

Río Gallegos propone una prueba piloto del turismo con El Calafate y El Chaltén como socios estratégicos. Estas ciudades pondrían el recurso, dos de los principales atractivos turísticos de la Argentina como son el Cerro Fitz Roy y el Glaciar Perito Moreno, y la capital provincial proveería de viajantes.

El Intendente Pablo Grasso envió a los jefes comunales Javier Belloni y Néstor Ticó una propuesta para incentivar el turismo punto a punto y bajo estrictos protocolos.

Según el municipio, cuyo intendente, Pablo Grasso, en junio conformó «un nuevo corredor turístico» pero sin la presencia de El Calafate, «La idea es dar la oportunidad a los vecinos para comenzar a viajar y generar un alivio para el sector turístico y comercial. Rio Gallegos puede ser un centro emisor para los otros destinos«, dice la convocatoria.

Publicidad

Publicidad

El Intendente Grasso ofreció avanzar en los protocolos que permitan una apertura gradual y controlada entre Río Gallegos y ambos destinos, punto a punto, para que vecinos de las tres localidades puedan viajar y generar un leve de movimiento en la industria turística y el sector comercial, ambos gravemente afectados por la situación actual.  

El antecedente de Bariloche en Rio Negro, que forma parte del programa nacional PRE VIAJE, es uno de los casos que se analizan en la ciudad de Rio Gallegos para elaborar propuestas conjuntas.

En junio el intendente de la capital provincial lanzó un corrredor turístico regional del que participaron intendentes de varias localidades que tienen oferta turística, pero al mismo no fue convocado El Calafate, que recibe al turista que visita el Glaciar Perito Moreno, el principal recurso turístico de la provincia.

Hoy El Calafate y El Chaltén atraviesan una preocupante crisis del sector turístico, principal actividad económica de las dos localidades, que afecta además a los comercios locales con su consecuente ola de desempleo.

Son los dos destinos que esperan la reapertura del Parque Nacional Los Glaciares, cuyo pedido a Nación realizado en dos oportunidades, aún no obtuvo respuesta.