EL CALAFATE.- Durante más de una hora un nutrido grupo de vecinos recorrió las calles de la ciudad portando banderas argentinas y replicando aquí el llamado banderazo #12O, el reclamo que surgió hace una semana en redes sociales como una forma de protesta contra el gobierno que se replica por estas horas en varios puntos del país. La noticia de que el gobierno nacional decretó el ASPO para El Calafate a pedido de Alicia Kirchner, ahondó el malestar ya existente en la ciudad paralizada económicamente por el cierre del turismo.

La protesta a nivel nacional surgió para reclamar por «la agenda clandestina del oficialismo», y por «la impunidad para llevarse puestos a los jueces». También para pedir respuestas ante la crisis económica y la extensión de la cuarentena. Localmente las consignas estaban vinculadas a la reapertura del Parque Nacional, y de los aeropuertos provinciales que permitan la reactivación turística de la región.

Hoy la ciudad amaneció con la confirmación que en el decreto nacional donde se aumentan las restricciones para varias localidades del país, fue incluido El Calafate en el ASPO. Minutos antes de la convocatoria prevista para las 16 horas, el intendente Javier Belloni difundió por las redes sociales una carta enviada al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero solicitándole que la localidad no retroceda en las restricciones. Según lo publicado, el pedido fue aceptado. Sin embargo, el anuncio no pudo detener la protesta callejera.

Los vecinos se concentraron como en cada banderazo en la plaza Perito Moreno donde cantaron el himno, luego fueron en caravana de autos algunos y a pie otros, hasta la residencia de la gobernadora Alicia Kirchner donde se escuchaba el canto «que se vayan». Minutos más tarde, los manifestantes continuaron su camino hasta la casa del intendente Javier Belloni ubicada a una cuadra de la avenida principal.

Publicidad

Publicidad

El gobierno provincial confirmó hoy, que el ASPO para El Calafate y Caleta Olivia «había sido un requerimiento de la gobernadora al gobierno nacional». La ciudad está inmersa en una profunda crisis económica por la parálisis del turismo.

Mientras tanto el gobierno nacional demora la autorización para abrir el Parque Nacional Los Glaciares, y la provincia no autoriza la apertura de los aeropuertos.

Se percibe un creciente malestar en la comunidad por la falta de definiciones que reactiven el turismo del cual depende también la actividad comercial.

Mientras Tanto

Después del ASPO decretado por el gobierno nacional para El Calafate, contra el que se rebeló el intendente, Javier Belloni, y de la protesta de esta tarde en esta ciudad, queda esperar ahora el decreto provincial de adhesión al Decreto Nacional, para conocer si la gobernadora ratifica o no el ASPO para El Calafate. Una medida que por otra parte, fue solicitada por la propia mandataria el 25 de septiembre.

En caso de que el decreto provincial -que se demora- confirme el ASPO para El Calafate y Caleta Olivia, los habitantes de la villa turística quedarán atrapados en una disyuntiva normativa. O respetan las actuales condiciones de Distanciamiento Social que entre otras permite la circulación hasta las 20:00 horas de acuerdo al DNI, o se atienen al Aislamiento Social por ahora vigente.

¿Enmendará Alicia el decreto nacional, y se retractará de haber impulsado el ASPO para El Calafate?