RÍO GALLEGOS.- Enfermeros de Terapia Intensiva Adultos, presentaron hoy sus renuncias, ante la falta de respuestas a las necesidades del servicios, principalmente la carencia de personal necesario para atender la demanda creciente en el marco de la pandemia de Covid-19. La semana pasada renunció la jefe de Enfermería de UTI Adultos. El gobierno aún no se expresó sobre ninguna de las renuncias. Mañana a las 11 horas habrá asamblea en el hospital, convocada por los trabajadores de la Salud.

«Los pacientes fallecen en el tiempo que se pierde mientras se busca enfermeros para cubrir, y camas disponibles tanto en clínica como en el triage respiratorio», dice la nota presentada esta tarde al director del Hospital Regional, dr Mauricio Fernández, la Coordinadora General de Hospitales, dra Laura Beveraggi, y a la directora provincial de enfermería, María Inés Basualdo.

Esgrimen que en las actuales condiciones «los pacientes no reciben los cuidados adecuados se infectan con bacterias multiresistentes, y complican su estado con enfermedades asociadas a la internación», detallan.

La semana pasada renunció la jefa de Enfermería de Terapia Intensiva de Adultos del Hospital Regional, «por la falta de cumplimiento de los compromisos» de parte de las autoridades, falta de reconocimiento económico y retrasos en los pagos al personal a su cargo.

Publicidad

Publicidad

«No alcanzan 8 o 9 enfermeros para 24 pacientes», manifiestan, a lo que se suma que el Ejército retiró a cinco enfermeros que colaboraban en el hospital, como así tampoco alcanza a cubrir la demanda de personal, la colaboración de enfermeros externos, los que no tienen la experiencia necesaria para cumplir la tarea.

Denuncian que entre los enfermeros «hay un alta tasa de contagios», y que muchos de ellos quedan con secuelas y luego no regresan al servicio en los tiempos que impone la situación epidemiológica.

Argumentan que además de Terapia Intensiva, también faltan enfermeros en clínica Covid I y II, Guardia y Triage respiratorio.

Por estos y otros puntos detallados en la nota, «este departamento decide dar un paso al costado y renunciar a partir del día de la fecha ya que no hemos encontrado el apoyo necesario para cubrir las necesidades y urgencias en tiempos reales», argumentan los enfermeros.

Y concluyen: «Los enfermeros no necesitan de plata cobrando dos o tres veces más, esto no sirve cuando no podés brindar cuidados satisfactorios y mucho menos tener resultados positivos», aseguran.