RIO GALLEGOS.- Con marcha y acto en la puerta del Hospital Regional los trabajadores de la salud protestaron hoy contra las condiciones laborales precarias, la falta de reconocimiento, escaces de personal y de elementos de protección. Enfermeros y trabajadores de varias áreas se expresaron en una radio abierta.

«La guardia es uno de los servicios más golpeados, somos tres choferes por turno, tres médicos y 3 o 4 enfermeros, que no solo nos hacemos cargo de las urgencias, sino también de ir a atender a los pacientes COVID que no reciben ningún tipo de seguimiento. Tanto el chofer como la familia ponen en riesgo su salud», explicó Abigail, enfermera del Hospital que hoy tomó la palabra mientras sostenía una bandera en representación de sus pares que trabajan en la guardia.

«No hemos recibido ningún tipo de reconocimiento, ni salarial ni ninguna promesa de brindarnos los elementos para trabajar seguros. Al personal de limpieza no les dan los elementos de seguridad para trabajar, y ellos están en contacto y son un eslabón importante para hacerle frente a la pandemia. Por eso es importante que al personal de Salud se nos reconozca como corresponde. Un 4% es una burla, es irrisorio, insuficiente», detalló la enfermera.

Y afirmó que siente que para las autoridades el personal de Salud «no es primordial».

Publicidad

Publicidad

Personal de Guardia Médica del HRRG

Por su parte, Hugo Jeréz, dirigente sindical del Hospital habló sobre la desprotección que sienten los trabajadores de la salud de parte de las autoridades. «Queremos una reivindicación de todos los sectores del Hospital», afirmó.

Hugo Jerez.

El enfermero Manuel Piris contó los pesares que se viven en la sala de la UTI del HRRG. «La sala esta siempre llena, por momentos se desocupa por fallecimientos, hay una alta tasa de mortalidad, hay días que fallecen 3 a 4 pacientes, dura unas horas vacías y se vuelve a llenar», explicó el enfermero en una entrevista con Winfo Santa Cruz.

Sobre los trabajadores aseguró que «por momentos decaen, están muy insatisfechos con las discusiones paritarias, con los bonos, se desconfía de los elementos de protección personal porque son de dudosa calidad, los barbijos, los camisolines, pero hay que seguir trabajando, es nuestra vocación y es lo que tenemos que hacer», afirmó el enfermero.