Hector Barabino
Por Hector Barabino

RÍO GALLEGOS.- En Santa Cruz no se reiniciarán las clases presenciales ni se rehabilitarán vuelos comerciales, al menos durante octubre. Y según el último anuncio del presidente, Alberto Fernández, en la provincia «habrá más restricciones» tendientes a controlar la propagación de la pandemia. Ninguna de estas medidas fue anunciada aún por el gobierno provincial.

La provincia ya superó los 1700 casos activos a Covid-19 y experimenta una escalada de contagios desde el brote del 14 de julio en Río Gallegos, que reporta decenas de casos positivos diarios, y 83 fallecimientos del total de 91 en Santa Cruz.

Ante este panorama, y con el sistema sanitario «en tensión», según calificó el ministerio de Salud de la Nación a Santa Cruz, en la provincia no se reanudarán las clases presenciales ni se habilitarán los vuelos a pesar de de las medidas que en este sentido anunció el gobierno nacional.

Por el contrario, al distanciamiento social que rige en casi todas las localidades a excepción de Río Gallegos donde se decretó al Aislamiento Social, se sumarán ahora más restricciones que aún no fueron informadas en qué consistirán esas nuevas medidas.

Publicidad

Publicidad

El jueves el ministro de Educación, Nicolás Trotta, autorizó la vuelta a clases presenciales en localidades con bajo índice de contagios. Dejó en manos de cada jurisdicción provincial la decisión de la fecha de regreso.

Sin embargo y a pesar de que los funcionarios del CEP participaron de todas las reuniones del Consejo Federal donde se tomó la decisión de retornar a las aulas, no hubo ninguna comunicación oficial respecto de cuál sería el criterio que adoptaría la provincia.

Fue a través de lo que se trató el viernes en la paritaria docente, que llegó la información sobre los dichos del vicepresidente del CPE, Ismael Enrique, quien reveló que por el momento no estaban dadas las condiciones epidemiológicas para el reinicio de las clases presenciales.

Aeropuertos cerrados

Otro tanto sucedió con los vuelos habilitados por el gobierno nacional y anunciados también durante la semana que está concluyendo.

Esta vez la decisión de la provincia de no reabrir los vuelos, se conoció por información publicada en diarios nacionales, y por La Opinión Austral, «El Gobierno Provincial decidió anteponer el cuidado de la salud y determinó que los aeropuertos de Río Gallegos y El Calafate, «no recibirán vuelos en octubre».nformó el diario cercano al gobierno citando fuentes oficiales.

El Ejecutivo analizará si las condiciones epidemiológicas permite autorizar la actividad en noviembre.

El turismo depende de la decisión de las autoridades nacionales, pero en primer orden de la voluntad política del gobierno provincial, que aún no ha dado respuestas a sendos pedidos de las autoridades municipales y de empresarios y comerciantes de El Calafate, por la reapertura del PN Los Glaciares y del transporte, para comenzar a reactivar el turismo local y regional.

La crisis por la pandemia está a punto de hacer sucumbir las economías locales de El Calafate o El Chaltén, que dependen esencialmente de la actividad turística.

Más restricciones que aún se desconocen

El presidente, Alberto Fernández, anunció el viernes la prórroga de la cuarentena hasta el 25 de octubre y «más restricciones para 18 provincias», entre ellas Santa Cruz que aún espera el decreto provincial de la gobernadora, Alicia Kirchner, para conocer cuáles serán esas «mayores restricciones».

De todos modos, la provincia ya está al límite de las restricciones, las que en su mayoría fueron ordenadas en el marco de decretos nacionales, casi en espejo.