EL CALAFATE.- El Centro de Interpretación «Mario Echeverría Baleta» abrió sus puertas el 17 de marzo, pero la pandemia hizo que aquella inauguración fuese un debut y despedida, aunque momentánea. El proyecto lo soñó hace muchos años, Esteban Echeverría, y lo fue montando piedra sobre piedra, hilando la historia y el presente. Hoy es una realidad que nos convoca a recorrer el pasado con el encanto de la cercanía.

Desde el lunes 02 de noviembre gracias a que se flexibilizaron las restricciones a la circulación por la pandemia de Covid, los residentes de El Calafate ya pueden visitar no solo el Parque Nacional Los Glaciares, sino la Estancia Río Mitre, a 50 kilómetros del casco urbano de la Villa Turística.

Allí el visitante se encontrará con una discreta casa patagónica de color amarillo ocre ubicada sobre una pequeña elevación, que favorece la vista del imponente paisaje de montañas de nieves eternas que envuelve el lugar.

En la vivienda funciona el restaurante que atiende personalmente, Esteban Echeverría quien además es el autor de los exquisitos corderos al asador regados con salmuera, y de los churrascos con ensaladas o papas rústicas, todos platos elaborados con productos de la casa y servidos por su propio dueño.

Publicidad

Publicidad

Pero Esteban no solo disfruta de atender a los turistas en su comedor, o de guiarlos en cabalgatas, o de recorrer con niños la granja donde conviven terneros, conejos, y gallinas empollando a sus crías, sino que también los ilustra sobre la cultura de la región.

Con este fin creó uno de sus proyectos más soñados, un Centro de Interpretación inspirado en la vida y la historia de los Tehuelches que habitaron la zona.

En el video, Esteban cuenta cómo se gestó la idea, y quiénes lo acompañaron en el proyecto que hoy es una realidad en marcha.

Pasá y recorrélo con Winfo Santa Cruz.