SANTA CRUZ.- Finalmente la legislatura provincial no trató hoy la creación de un nuevo sistema de Medios Públicos que absorberá a LU-85 TV Canal 9 y a LU-14, y crea un Observatorio de Medios para controlar «contenidos sensibles» que publica la prensa en la provincia. La iniciativa es impulsada por La Cámpora. El proyecto es rechazado por trabajadores del canal provincial, y por entidades defensoras de la libertad de expresión.

El proyecto de creación de un Sistema Integral de Medios y Contenidos Públicos, que absorbe a Canal 9 y a LU 14, no fue tratado en la última sesión de la Cámara de Diputados realizada hoy. Según voceros de la legislatura fue el propio kirchnerismo quien no acordó el tratamiento del proyecto que además crea un Observatorio de Medios provincial, aunque el oficialismo podría convocar a una sesión extraordinaria para insistir con la Ley que suma rechazos en la provincia y a nivel nacional.

Los trabajadores del canal provincial expresaron su malestar con el proyecto que elimina la autarquía financiera del canal, diluye el actual directorio que integran además del Ejecutivo, la minoría política y el gremio, al tiempo que no garantiza la continuidad del Convenio Colectivo 131 del sindicato de Televisión que rige en el ámbito de la emisora desde 1985.

El proyecto descategoriza al Canal y la Radio estatal, creando una gerencia por medio, que dependerá directamente del funcionario que presida o dirija el Sistema de Medios Públicos, el cual será designado en forma directa por el gobernador.

Publicidad

Publicidad

La intención de los legisladores que responden a La Cámpora, entre otros Rocío García y Mártín Chávez, es centralizar el manejo de los medios públicos a la par de controlar los contenidos de los mismos y hasta de la prensa privada, a través de un Observatorio de Medios al estilo del que creó el kirchnerismo a nivel nacional.

Antecedentes en el gobierno del proceso militar.

En rigor el funcionamiento unificado de los medios del estado ya tuvo una experiencia similar en los últimos años de la dictadura militar, cuando en la entonces Dirección de Prensa y Difusión, funcionaba un equipo de filmación que producía los contenidos para Canal 9.

Cuarenta años después, el proyecto de La Cámpora prevé crear una Agencia de Contenidos Audiovisuales, para producir material para los distintos ministerios y para difundir en los medios estatales.

El antecedente en Santa Cruz fue el Centro de Comunicación Social que funcionó en la órbita de Educación durante el gobierno de Arturo Puricelli, y producía contenidos para los organismos del Estado.

En los 90, el entonces gobernador Néstor Kirchner desactivó el Centro de Comunicación Social.

Los ejes del proyecto que suma rechazos en el orden nacional

Según el texto del proyecto el Sistema de Medios estará integrado por la Agencia de Medios y Contenidos Audiovisuales de Santa Cruz, AMA Santa Cruz, el Consejo Asesor de los Medios Públicos Santacruceño, CAMPuS y el Observatorio Provincial de Medios, OPM. Este último tiene entre sus misiones y funciones la de «monitorear el cumplimiento de la normativa vigente”, uno de los puntos que mas críticas despertó.

La iniciativa enumera que el Observatorio deberá «analizar el tratamiento de casos vinculados con temas sensibles en relación a la normativa vigente» y deberá proponer criterios básicos para «evitar que las producciones mediáticas tengan un impacto negativo en la comunidad afectada», pero no aclara si el alcance del Observatorio

Para el diputado Javier Perez Gallart, del partido Encuentro Ciudadano, «sería una locura votar esta ley de 62 artículos de prepo, sin una mínima discusión en términos sensatos y racionales, entre gallos y medianoche», en tanto que consideró que sobre el Observatorio previsto no se aclara si también alcanzará a los medios privados, «lo que sería muy preocupante en términos de afectación de la libertad de expresión”.

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) ayer fue crítico con el proyecto santacruceño, en especial con el Observatorio de Medios: «este tipo de organismos estatales no solo resultan inútiles para cumplir con los cometidos que se proponen, sino que además su sola existencia condiciona el ejercicio de derechos fundamentales como la libertad de expresión y de prensa y el derecho de acceso a la información». 

De este modo, la Fundación, liderada por la ex legisladora Silvina Giudici, experta en temas de libertad de expresión,  mantuvo una postura similar a la sostenida ante la creación del Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales (NODIO), dependiente de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual. Y remarcó que el futuro Observatorio santacruceño, podría interferir con las facultades de la Nación,

«ya que la legislación aplicable a los medios de comunicación es de orden federal, con lo cual no corresponde a un organismo provincial el “monitoreo de la normativa vigente”, afirma Giudici.

Por su parte, la diputada radical, Nadia Ricci, cuestionó el espíritu del proyecto del Sistema Integral de Medios y Contenidos Públicos, que busca, según su mirada «fusionar el manejo de la comunicación de gobierno con el control y administración de los medios estatales. Es decir que mezclan todo en un solo ente», en tanto que aseguró a La Nación, «en Santa Cruz lo medios estatales no respetan la pluralidad de voces, ni tienen espacio para las minorías, con esta ley se busca consolidar el manejo de los funcionarios de La Campora en la política de medios».

La inicitiva también preveé la creación de un Registro de Medios de Comunicación y Productoras para quienes quieran acceder a la distribución de la pauta oficial, ante lo cual, el diputado opositor Perez Gallart  observó: “lo que nos preocupa es que nada se dice respecto de los criterios de equidad y transparencia en el  reparto de la pauta publicitaria del Estado, un tema que siempre se manejó de manera discrecional, arbitraria, y donde el gobierno históricamente premió a los medios oficialistas con jugosa pauta, para, por el contrario, castigar a los medios críticos”.

“Hace años venimos presentando una ley de Publicidad Oficial que nunca tuvo tratamiento en la Legislatura, y el gobierno busca meter este tema en una ley sin discutir. Lo concreto es que, si se vota así, la publicidad oficial se seguirá manejando con la misma discrecionalidad de siempre”, cuestionó, Perez Gallart.

El espíritu del proyecto

Con la iniciativa el gobierno santacruceño pretende convertirse en modelo en el pais a partir de la gestión y difusion de contenidos de alta calidad que deberán cumplir con los criterios centrales de respeto de la diversidad de género, el pluralismo político, religioso, cultural,  lingüístico y social.

En tanto que proponen como objetivo de la ley «crear un sistema integral, federal e inclusivo que se constituya como modelo en el país a partir de la gestión y difusión de contenidos de alta calidad en diferentes plataformas y tecnologías con el propósito de formar, informar, entretener, educar y fortalecer la formación de ciudadanía, los lazos comunitarios, la identidad y la pertenencia».

Un artículo llamativo de la ley es el 25 donde se explaya sobre el contenido de progrmación que se emitirá a través de LU14, Radio Provincia de Santa Cruz, donde aclara que deberá regirse por lo establecido en el artículo 65 de la Ley N°26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.

El inciso f del artículo establece: «El setenta por ciento (70%) de la música que se transmita por este medio, deberá ser interpretada por artistas locales, de nacionalidad argentina, nativos o por adopción y, además, expresada en el idioma oficial, priorizando artistas nacidos en territorios santacruceño o domiciliados en el mismo con no menos de dos (2) años de residencia efectiva e inmediata«.