SANTA CRUZ- La actividad escolar se inició esta semana en las escuelas de toda la provincia. Desde el Consejo Provincial de Educación no dieron a los directivos ningún tipo de certezas si en marzo se retornará a las aulas en forma presencial. Hubo muchas renuncias a horas cátedras a Nivel Secundario, en tanto que tampoco hay información de cómo ni cuándo será la subasta de cargos este año.

En los últimos días desde el gobierno provincial reiteraron la voluntad de la presencialidad pero dejaron sujeta la decisión al estado epidemiológico de la provincia. Desde el gremio docente anunciaron el estado de alerta por considerar que no están dadas las condiciones para el regreso a clases.

Testimonios de docentes y directivos de varias localidades recabados por Winfo Santa Cruz dejan a la vista que no hay definiciones sobre el inicio de clases presenciales, y tampoco se dio a conocer el plan que debiera haber elaborado del gobierno tras un año de pandemia con las escuelas cerradas.

«No hay definiciones, nos dicen que por el momento retomamos las actividades de forma virtual y nada mas que eso. El edificio está igual que en febrero del año pasado, no han repuesto ni el matafuegos«, explicó un directivo de una escuela de Río Gallegos quien aseguró que en términos edilicios no se estuvieron acondicionando los espacios para una vuelta a la presencialidad.

Por el momento en el ámbito docente se habla de bimodalidad, que incluya presencialidad y virtualidad, pero aún no están los directivos autorizados a convocar al personal docente a cumplir funciones presenciales. Por ahora solo concurren a las escuelas los directivos y secretarios.

Una situación se repite en la escuelas de toda la provincia: con la fecha de presentación llegaron también muchos telegramas de renuncias de docentes que durante la pandemia viajaron a sus provincias de origen y decidieron no regresar. Esas horas quedan vacantes hasta que suceda la subasta que aún no tiene fecha.

Esta situación no se complica tanto en el nivel Primario, pero en el caso del Secundario implica toda una logística para darle respuestas a los alumnos que llevaron materias previas.

¿Como lo resuelven?. «Cada escuela busca su propio mecanismo. Estamos en lo que se conoce como etapa de compensaciones, donde los alumnos pasan con lo previo y este es el tiempo para aprobarlo», explica un directivo.

Detalla que «los alumnos van entregando los trabajos pendientes, y si el docente renunció debemos entregar esa responsabilidad al otro curso paralelo o bien al coordinador de campo. Cada escuela lo resuelve con el recurso que tiene pero en definitiva se termina recargando de trabajo a los docentes que deben cubrir el agujero que dejó vacante el profe que renunció», afirma.

En Pico Truncado la situación no difiere. En muchas escuelas hay problemas edilicios serios, en Primaria y en Jardín de Infantes no hay actividad con alumnos, en tanto que en el nivel Secundario se iniciaron los compensatorios en forma virtual. «El CPE cuando escribe el instructivo para la presentación, no tiene en cuenta lo que pasa en cada escuela y en cada nivel. No están en condiciones las escuelas, ni las burbujas para el regreso», explica otro directivo a este medio.

Otro de los inconvenientes que surge con la vuelta a las actividades escolares es que muchos docentes se encuentran cumpliendo la cuarentena en sus hogares, tras regresar desde otras provincias.

En otras localidades como el caso de El Chaltén que tiene un régimen de escuelas rurales, los docentes se presentaron el 26 de enero y el lunes 8 de febrero ya iniciaron las clases virtuales.

Sin fibra óptica, los docentes empezaron a dar clases en forma virtual, desde sus hogares, con sus computadoras y sorteando la gran complejidad de contar con pocas herramientas digitales.

Los docentes consultados explican que la plataforma virtual prevista por el CPE no funciona aún, en tanto que los ofrecimientos que suelen cubrir horas cátedras y cargos no se han realizado conforme a la reglamentación vigente.

En diciembre, un temporal de viento, voló el techo del edificio del secundario nuevo, si bien ya se iniciaron las reparaciones, aún hay partes de la escuela sin terminar. Allí tampoco a los docentes les informaron acerca de si habrá presencialidad.

En El Calafate la incertidumbre es la misma. Ayer los docentes se presentaron en sus cargos, firmaron las planillas y volvieron a su casa. No deben regresar hasta nuevo aviso. No les informaron cómo siguen, si en marzo volverán a las aulas o no.

La falta de información es una constante que se repite en toda la provincia.