SANTA CRUZ.- El gremio de los trabajadores judiciales volvió a pedirle al  Tribunal Superior, que tome medidas respecto del accionar de la Jueza de Paz de Piedra Buena, Bernardita Manucci, quien recibió la vacuna contra el Covid, por fuera del plan de vacunación dispuesto por las autoridades sanitarias. 

A través de una nota remitida ayer a la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, dra Paula Ludueña, el gremio de empleados judiciales volvió a pedirle al máximo estamento del Poder Judicial en la provincia, que se expida respecto de la conducta de la Jueza de Paz de Comandante Luis Piedra Buena, Lic. Bernardita Manucci, quien recibió la vacuna contra el Covid-19 sin estar incluida en la nómina de personal esencial de acuerdo al plan de inmunización dispuesto por el Ministerio de Salud. 

La licenciada Bernardita Soledad Manucci fue designada Jueza de Paz por Decreto 0005/18 del 03 de enero de 2108, y asumió en el cargo en marzo de ese año en un acto presidido por la Presidenta del T.S.J, Dra. Paula Ludueña acompañada por los Vocales, Dr. Enrique Osvaldo Peretti y la Dra. Reneé Guadalupe Fernández. (Foto) 

La magistrada es una de las funcionarias que fue vacunada durante los primeros días de febrero, junto a su esposo, el intendente, Federico Bodlovic, y sus suegros, el diputado provincial, José Bodlovic y su esposa, entre otras personas que ocupan cargos públicos. 

Publicidad

Publicidad

El hecho derivó en el desplazamiento del director del Hospital, dr Mario Tripputi, y en un sumario que investiga «irregularidades en el plan de vacunación», según consignó el gobierno provincial dando a conocer el inicio de una investigación para determinar responsabilidades. 

El gremio de trabajadores judiciales ya había pedido al Tribunal Superior a que se expida sobre estas denuncias «en las que se encuentra involucrada una magistrada de este Poder Judicial», pero las autoridades no respondieron a la nota del 15 de febrero.

En un nuevo pedido al TSJ, el gremio manifiesta nuevamente su «repudio» por la conducta de la jueza,  «debido a que estas actitudes no hacen más que dañar la honorabilidad que debería tener la investidura de un magistrado,
siendo beneficiada con la aplicación de la primera dosis de la vacuna contra COVID-19, generando un profundo malestar entre los ciudadanos de la comuna», afirman en la nota.

Por este motivo, «es que instamos a ese Alto Cuerpo a que tome las medidas pertinentes y ejemplares que permitan demostrar la imparcialidad a la hora de cumplir con el fiel cumplimiento de los protocolos de vacunación dispuestos», expresan los empleados de la justicia.