SANTA CRUZ.- Hasta el momento se aplicaron 5400 vacunas Sputnik V, sobre un total de 248 mil previstas contabilizando las dos dosis que completan el plan de vacunación. Esto es el 2% de la población a inmunizar. Anoche arribaron 3 mil dosis más. El gobierno ordenó cumplir estrictamente con el esquema de vacunación, por eso hay malestar con el director del hospital de Piedra Buena que decidió vacunar al intendente, su esposa y a su chofer oficial, y prometieron una investigación y probables sanciones a los responsables.

Según fuentes oficiales, en Santa Cruz está previsto que se vacunen 124.000 personas, 248 mil dosis en total, de las cuales 8000 pertenecen al personal de salud pública y privada, 30.000 a la población de adultos mayores, 18.000 al personal de Educación y 50.000 a la población con patologías crónicas.

La presidenta del Consejo de Educación, Cecilia Velázquez, anunció que la vacunación al personal docente se realizará en mayo.

Hasta el momento se aplicaron 5400 dosis aplicadas en la provincia, de las cuales más de 2.000 personas han recibido el tratamiento completo con la primera y segunda dosis«, según el Ministerio de Salud.

Publicidad

Publicidad

Esto equivale al 2% del total previsto de la población a inmunizar. Anoche arribaron 3 mil dosis más y durante el próximo fin de semana arribarán otras 4600 vacunas. Con estas remesas se completará el esquema de vacunación al personal de Salud, y se comenzará a inocular en simultáneo a personas mayores de 60 años.

La proyección indica que para finales de febrero se habrá inoculado al 5.6% de la población del plan de inmunización contra el Covid.

Malestar por el caso del hospital de Piedra Buena.

El gobierno ordenó cumplir estrictamente con el esquema de vacunación, por eso hay malestar con el director del hospital de Piedra Buena que decidió vacunar al intendente, su esposa y actual Jueza de Paz, Bernardita Manucci, y a su chofer oficial, y prometieron una investigación y probables sanciones a los responsables.

«Es desacertado manipular este insumo con una epidemiología local, tratando de torcer los principios de la vacunación. Me parece hasta provocador para la población», afirmó ayer la funcionaria que sigue de cerca la investigación y de lo ocurrido.

«Estoy esperando el descargo de los responsables institucionales, sin desconocer que forman parte de un contexto local, donde no solo hay un director sino autoridades locales que tienen que responder también», afirmó la funcionaria.

Las autoridades consideran solicitar los carnets de vacunación y las planillas del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina, SISA, donde se registra a quien se vacunó.

Foto portada: Archivo