CMTE. LUIS PIEDRA BUENA.- El personal administrativo que cumple funciones en el Hospital Zamudio, continúa con retención de servicios a raíz de haber sido excluidos la semana pasada del cronograma de vacunación. La medida es porque el director, Mario Tripputi, decidió vacunar a personal no esencial, entre ellos la esposa del intendente y el chofer del municipio, y a los miembros del COE local.

No es porque las autoridades hayan decidido vacunar a los 16 residentes del Hogar de Ancianos, y postergar a personal de enfermería y a los administrativos del Hospital Armando Zamudio que el personal decidió llevar adelante una medida de fuerza con retención de servicios.

El malestar surgió cuando los empleados se enteraron que el director ordenó inocular a la esposa del intendente, Federico Bodlovic y al chofer del municipio, lo que el propio dr Tripputi reconoció durante una reunión con el personal realizada el jueves último.

También fueron vacunados los miembros del COE local que integran, además del director del Hospital, el intendente, Federico Bodlovic, el concejal César Alarcón, el Comisario David Merlino.

Publicidad

Publicidad

«Nos pidieron una lista diciéndonos que nos iban a vacunar y después destinaron las vacunas para los del COE, punteros políticos con la excusa de que están en contacto estrecho con el intendente», señaló una fuente a Winfo Santa Cruz.

Los empleados remarcan una y otra vez que no están en contra de que hayan vacunado a los abuelos del Hogar de Ancianos, pero cuestionan: «si hubiese habido voluntad de vacunar para proteger a los abuelos como dicen, también hubiesen vacunado a los que no son de salud y cumplen funciones como los enfermeros que dependen del Ministerio de Desarrollo Social, y no fueron vacunados como tampoco vacunaron al personal de cocina, del lavadero, limpieza y mantenimiento», argumentan.

Para el personal que quedó excluido de las primeras 75 dosis que llegaron a Piedra Buena para el personal de Salud, cuando se vacunó a los abuelos montaron «una fachada para que entren al hogar a vacunarse los otros, cuando hace meses que los abuelos no reciben visitas porque están prohibidas para ellos», afirman.

También esperan ser inoculados con la Sputnik V contra el Covid, «el 99,8% el área de arancelamiento, de los sectores turnos y estadísticas más los de Sociales. Tampoco vacunaron a la asistente social del hospital y no le dieron segunda dosis a parte del personal de limpieza son 4 o 5 las chicas que no tienen la segunda dosis», detalló otra de las fuentes.

El director, Mario Tripputi, comunicó al personal que la provincia enviaría esta semana otras 75 vacunas, las que prometió, alcanzarían para vacunar a todo el personal que quedó excluido de la primera tanda.

El 08 de febrero el personal dirigió una nota al director del Hospital, para conocer las razones por las cuales no habían sido vacunados, y comunicando la retención de servicios hasta tanto «todo el personal se encuentre protegido del virus», expresaron.

En respuesta el director les informa que el Plan de Vacunación Nacional autoriza a las autoridades locales, determinar la vacunación de personas «de otras poblaciones estratégicas», de acuerdo a la disponibilidad de dosis.

En la misma nota, pide a los trabajadores que «se presenten en los distintos lugares de trabajo, aclarada la situación, ya que están incurriendo en falta», advierte.