PIEDRA BUENA.- Nueva marcha en protesta por la vacunación de funcionarios que no estaban contemplados como personas esenciales. La marcha se trasladó hasta la vivienda del intendente, Federico Bodlovic, donde expusieron un cartel con un mensaje al presidente: «Alberto, pediles las renuncias».

Esta tarde la comunidad de Comandante Luis Piedra Buena volvió a marchar por las calles de la ciudad, con carteles con fotos y pedidos de renuncia, uno de ellos dirigido el presidente: «Alberto, pedile las renuncias», en alusión a la dimisión del exministro de Salud de la Nación, Ginés González, quien fue expulsado del gobierno luego de que se conociera que autorizó vacunar al periodista Horacio Verbitsky, y a conocidos dirigentes gremiales y políticos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es marcha-7.jpg

«Acá nadie se salva solo, estamos en el mismo barco. Acá hay que ir a la justicia porque han cometido el más aberrante de todos, es jugar con nuestra salud, robar nuestra salud», expresó una enfermera jubilada frente a la casa del intendente, Federico Bodlovic.

Además del intendente, los manifestantes exigen las renuncias de su esposa y Jueza de Paz, Bernardita Manucci, del diputado José Bodlovic, del presidente del Concejo Deliberante, César Alarcón, y otros funcionarios de menor rango que fueron vacunados por fuera del protocolo establecido por el gobierno provincial.

Publicidad

Publicidad

«No me conformo con la renuncia, tienen que ser juzgados como delincuentes, terminemos con este silencio que está matando a nuestra familia y a nuestra gente», se oyó durante la marcha que luego se dirigió hacia el mástil central de la ciudad con la promesa de volver a movilizarse.

Los manifestantes colocaron un cartel en un contenedor de residuos frente a la casa de Bodlovic, con el texto del artículo 205 del código penal, que establece la pena de prisión a quien impidiese la propagación de una epidemia.