La provincia de Santa Cruz pagó el alcohol etílico más caro del país. Así surge de un relevamiento de las compras públicas en pandemia  realizada por la Red Ruido que analizó las adquisiciones efectuadas por 13 provincias y la ciudad de Buenos Aires. Esta compra, como las del 92% de las compras realizadas por los gobiernos provinciales en el 2020 se realizó por contratación directa.

En el caso del alcohol etílico (96% de pureza), el Ministerio de Salud de Santa Cruz pagó 398 pesos por litro, el más caro del relevamiento, por el mismo alcohol, Entre Ríos llegó a obtenerlo a 30 pesos el litro, el precio mas económico. En el caso de Santa Cruz se trata de una compra realizada por el ministerio de Salud y reflejada en el expediente Nº 977.726, donde se autorizó la compra de 800 bidones de 5 litros por 1990 pesos cada uno y fue autorizada a partir de la resolución ministerial 925/20.

Dentro la misma compra, el ministerio a cargo de Claudio García adquirió en el mismo expediente la misma cantidad de bidones de 5 litros de alcohol al 70% y pagó 340 pesos el litro, a razón de 1700 pesos el bidón. Por este mismo alcohol, Entre Ríos llegó a obtenerlo a 30 pesos el litro. Por la compra total Santa Cruz pagó 2.9520.000 pesos a la empresa Trading HC.

Publicidad

Publicidad

La diferencia de datos surgen a partir de una investigación realizado por Ruido, una red federal de periodistas de todo el país -en la que participan también periodistas de Winfo Santa Cruz, especialistas en datos abiertos y organizaciones de la sociedad civil que investigaron cómo fueron las compras públicas a partir de la elaboración de una base de datos propia nutrida por documentos públicos recabados en portales oficiales y en pedidos de acceso a la información pública presentados en varias provincias argentinas, entre ellas Santa Cruz.

El objeto de la investigación era poder determinar cuáles fueron las adquisiciones durante la pandemia, cómo se gastaron los fondos públicos, qué procedimientos se siguieron en cada caso y también poder determinar cuáles fueron los niveles de transparencia y de acceso a la información pública en cada provincia.

«¿Cualquier ciudadano argentino puede saber cuánto pagó el gobierno de su provincia por las compras realizadas en el marco de la emergencia por la pandemia? La primera respuesta es no. Y aún quienes tengan la suerte de vivir en un distrito con datos públicos deberán batallar para descifrarlos y obtener cifras confiables, pero no siempre lo lograrán», es una de las primeras conclusiones a las que arriba el informe.

Con los datos obtenidos en el relevamiento se compararon los precios de tres productos básicos pagados por las diferentes administraciones: barbijos comunes de cualquier tipo, barbijos N95 (los de mayor protección y los más utilizados por personal de salud) y alcohol etílico, además de los precios de las compras de ambulancias de alta complejidad.

En muchos casos no fue posible encontrar precisiones exactas sobre calidades y detalles de cada producto, por lo que la comparación incluye elementos muy dispares. Sin embargo, aporta pistas para seguir indagando y lograr que se difunda mejor esta situación.

El precio de los barbijos

Entre Ríos, por ejemplo, registra el pago más caro de barbijo común:  726 pesos por cada uno (barbijo respirador descartable Libus, según resolución provincial 1185/20). Actualmente, en marzo de 2021, el producto supera los 1.400 pesos, por lo que difícilmente se trate de un sobreprecio. En tanto que Santa Cruz, como lo demuestra el gráfico construido a partir de los datos relevados, está entre las provincias que pagó los barbijos más económicos. Desde 14 pesos en compras realizadas por la cartera de Salud hasta 200 pesos en compras realizadas por el ministerio de Economía. Pero Chaco fue el que pagó los barbijos más baratos, a solo 3 pesos cada uno.

Los barbijos N95

Chaco que pagó solo 3 pesos el barbijo más barato, pagó el barbijo N95 –el que se encarga de filtrar hasta el 95% de las partículas aéreas- 1.950 pesos cada uno, el valor más alto de los relevados. El monto total de la operación fue de $1.950.000 por 1000 barbijos adquiridos en septiembre y publicado en el portal de compras. Entre Ríos pagó el N95 más barato a $170, en tanto que Santa Cruz pagó 475 pesos cada uno.

Qué es la Red Ruido

La investigación “Compras públicas en pandemia: 2020, el año de las contrataciones directas y la falta de transparencia” es la primera de Ruido, una organización que -en alianza con FundepsFopea Poder Ciudadano– nació con el objeto de “visibilizar temas de interés público relacionados con el manejo de los recursos del Estado, la transparencia administrativa, la corrupción y el acceso a la información”, explican sus autores en la página web donde publicarán sus investigaciones que esperan sean consultadas como insumos para futuras investigaciones.

Las provincias con las se trabajó para esta primera investigación fueron: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Cruz, Formosa, Entre Ríos, Tucumán, Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Salta, Catamarca y Tierra del Fuego, además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Nación (en este caso, a partir del monitoreo de Poder Ciudadano). La investigación se construyó a través de relevamientos de portales públicos y pedidos de acceso a la información cuando los datos no estaban visibles o disponibles, conformando una verdadera red que atraviesa todo el país, más allá de las distancias.