SANTA CRUZ.- Un grupo de enfermeros decidieron tomar el ministerio de Salud hasta tanto haya una respuesta de parte de las autoridades a su reclamo por las condiciones laborales en pandemia, el pago de guardias y la sobrecarga horaria. Hoy los médicos anunciaron un paro para el martes 9 de marzo, y salieron a respaldar a los enfermeros.

En la rotonda Juan Bark y la Autovía 17 de Octubre, los enfermeros que anoche permanecieron frente a la sede del Ministerio cortaron la avenida, con palets y cubiertas.

Por su parte los médicos nucleados en APROSA, anunciaron hoy un paro para el próximo martes, en reclamo de paritarias de Salud para discutir el convenio sectorial.

Reclaman que sus sueldos quedaron atrasados «cobrampos casi lo mismo que hace tres años, porque dependemos de la paritaria central», manifestaron.

Durante la conferencia de prensa, los profesionales de la salud respaldaron el reclamo de los enfermeros, «ante los ataques del que están siendo objeto solo por manifestarse y reclamar», señalaron.

Por su parte los trabajadores desmienten las publicaciones que les imputan haber interrumpido con su accionar, el proceso de distribución de las vacunas, y haber producido daños en el edificio del ministerio y de amenazar con sabotear elementos refrigerantes de las vacunas.

El diario La Opinión Austral publicó que la Fiscalía de Estado había denuciado a los enfermeros.

«Hasta el momento nadie nos notificó de ninguna denuncia», señaló el delegado de los enfermeros, Manuel Piriz.

A través de un video los enfermeros mostraron las instalaciones del Centro Cultural, donde la campaña de vacunación se desarrollaba en forma normal.

También remarcaron que tanto los turnos en el hospital y los diferentes servicios continúan prestándose en forma normal.

Cabe consignar que hoy en el edificio del Ministerio de Salud no había personal ni funcionarios, ya que la orden de las autoriadades fue la de no cuncurrir a cumplir tareas en razón del conflicto.

Solo había policías custodiando el edificio.

Fue aquí donde ayer cuando el ministro de Salud Claudio García, salía en el vehículo oficial fue interceptado por manifestantes y dos enfermeras se ubicaron delante del vehículo que no detuvo su marcha ni dialogó con las personas que reclaman.

Los enfermeros están solicitando el respeto del convenio laboral, «hay servicios más sobrecargados que otros, como es el caso del personal contratado por el Covid», señaló una de las enfermeras del hospital.

Hoy también se sumó el gremio UPCN, «en apoyo a los enfermeros del Hospital y del Centro de Salud Mental, que les deben guardias y horas extras», señaló Marcelo Navarro, delegado en el HRRG.