SANTA CRUZ.- A raíz del oficio del Juzgado de Familia de Caleta Olivia que ordenó prohibir la publicación de información vinculada a casos de violencia contra la mujer, un día después de que se conociera el pedido de licencia del vicegobernador, Eugenio Quiroga, por una denuncia contra su persona,  ADEPA emitió un comunicado calificando de «censura judicial» el oficio que ayer se distribuyó en varios medios de la ciudad. 

«La decisión del Juzgado de Familia de Caleta Olivia, Provincia de Santa Cruz, de prohibir “toda publicidad, divulgación y/o difusión de las circunstancias de hecho de la causa” en la cual se investiga un presunto abuso de menores por parte del vicegobernador, constituye una medida de inaceptable censura judicial», publicó hoy ADEPA, la entidad que agrupa a 180 empresas periodísticas de todo el país, editoras de diarios, periódicos, revistas y sitios web. 

Afirmó que «la atribución del Poder Judicial de proteger la intimidad de los menores que puedan haber resultado víctimas de un hecho aberrante, no puede ser extendida al extremo de erigirse en una forma de impedir poner en conocimiento de la ciudadanía los graves delitos de los cuales se acusa a un funcionario público de la más alta jerarquía», dice el texto.

ADEPA recuerda que «Toda aquella prohibición judicial que vaya más allá de lo estrictamente necesario para proteger la intimidad de los niños se transforma en un supuesto de censura previa prohibido de modo absoluto por el artículo 14 de la Constitución Nacional y el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Tanto más grave en casos en los cuales se procura silenciar información que atañe a uno de los funcionarios públicos más importantes de una provincia», concluye el documento publicado en medios de todo el país.

Luego que el sábado el gobierno provincial diera a difusión un parte de prensa comunicando que el vicegobernador, Eugenio Quiroga, había solicitado «licencia a su cargo ante una denuncia efectuada contra su persona en pos de garantizar la transparencia y objetividad de los procesos de la correspondiente investigación», la noticia adquirió rápida difusión tanto en medios como en redes sociales.

Aproximadamente dos horas después el propio Quiroga posteó en su cuenta de facebook un mensaje confirmando tanto su pedido de licencia como la denuncia en su contra, y al igual que el gobierno, el vicegobernador tampoco brindó detalles del tenor de la denuncia.

Luego que la circunstancia disparara interrogantes en los medios de prensa, sembrara inquietud en las audiencias y corrieran todo tipo de versiones en las redes sociales, la jueza subrogante del Juzgado de Primera Instancia de la Familia de Calta Olivia, dra. Rosa Elena González, libró un oficio a medios de  Caleta Olivia, ordenando que no se dé a difusión pública el tema en salvaguarda del «derecho a la intimidad de la víctima», en referencia a los casos de violencia contra la mujer consignados en el artículo 7 inc. f) de la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres. 

 Ordenó la prohibición de «toda publicidad, divulgación y / o difusión de las circunstancias de hecho de la presente causa , nombre de la víctima, fotos, videos, y todo dato que la involucre y afecte su intimidad a través de los medios peridísticos, audio visuales y/ o de internet, y redes sociales tales como Facebook, Instagram, Twitter y Whatsapp, por plazo indeterminado, bajo apercibimiento de desobediencia judicial. art. 239 del CP.