SANTA CRUZ.- Brigadistas del PN Los Glaciares iniciaron trabajo a reglamento en disconformidad con el nuevo esquema de categorizaciones, y por la falta de vestimenta adecuada para cumplir sus tareas. En enero el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, anunció en El Calafate el pase a planta de 400 brigadistas de todo el país. En Santa Cruz hay 28 brigadistas involucrados en el nuevo esquema.

El personal de la Brigada Incendios Comunicaciones y Emergencias del Parque Nacional Los Glaciares resolvió en asamblea trabajo a reglamento, en disconformidad con el nuevo esquema de categorizaciones y ante la falta de vestimenta que brinde seguridad ante las condiciones ambientales del área protegida.

El 13 de enero el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, estuvo en El Calafate donde inauguró el sistema de paneles fotovoltaicos para el abastecimiento de energía renovable en la intendencia del Parque Nacional. Durante este acto anunció el pase a planta de 400 brigadistas de todo el país.

Hasta ese momento había personas que venían realizando el trabajo firmando contratos laborales anuales desde hacía 5, 10 y hasta más de 20 años.

Las Brigadas ICE brindan atención de emergencias ante posibles accidentes o incendios forestales y para ello contrata anualmente a personal que recibe capacitaciones y que se forma dentro de las áreas protegidas para atender esas eventualidades.

«Entonces comenzó el proceso de producción y acuerdo del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT), que se firmó en febrero dando por iniciada la fase de mejoramiento de las condiciones laborales para quienes forman parte de los departamentos ICE. Para concretar la estructura de trabajo, el CCT presentaba categorías y grados desde B1 hasta B5 con 10 grados cada uno», explicaron a través de un comunicado de prensa emitido por la Brigada ICE del PN Los Glaciares.

Cada categorización indica tanto los distintos salarios como niveles de responsabilidades para quienes formen parte de cada escala. «Teniendo en cuenta que muchas personas estaban cumpliendo diferentes funciones y que estas no siempre eran reconocidas por órganos legales como disposiciones o los mismos contratos, es que la situación se tornó insostenible a partir de la categorización que se cerró a finales de semana y que comenzó a llegar como información a los diferentes Parques de la Argentina», explicaron los brigadistas del Parque Nacional Los Glaciares.

La situación específica del PNLG es: del total de 28 personas, se asignaron 27 contrataciones con B1 con diferentes grados y un B5.

«Esto implica que hay solamente un Jefe de Brigada (B5) para los restantes Brigadistas (B1), quienes no tienen responsabilidad de decisión y que deben acatar las órdenes de los grados siguientes. Además, como es evidente, no hay mandos medios como Jefe de Cuadrilla (B4) cuando está establecido que no es posible tener a cargo más de 08 personas, razón por la cual existe esta categoría especifica. Por caso, existe también el nivel B2 tanto para choferes como operadores de radio. Los primeros para vehículos de emergencia como camionetas o traffics, pero también los camiones autobombas 4X4 URO para la atención de incendios.»

Otro ejemplo es la categoría de operador de radio, que suele atender las comunicaciones por VHF o teléfono en una emergencia.

Las medidas adoptadas por los brigadistas

Ante estos hechos, los brigadistas reunidos en asamblea resolvieron, trabajar a reglamento y no salir al campo con vestimenta que no brinde seguridad antes las condiciones ambientales del área protegida.

Entienden que «de esta manera, se visibiliza la inoperatividad que se da si no existen mandos medios y personas abocadas a tareas específicas y que la indumentaria no solo brinda identidad institucional, sino que también responde a los elementos de protección personal de quienes trabajan», explicaron a través de un comunicado de prensa.

Recordaron que en los últimos días se vivieron dos situaciones de emergencia en la zona, el de una persona perdida y un accidente en la Laguna de los Tres. Indicaron que estos dos hechos pusieron en evidencia las condiciones en las que desarrollan sus tareas, y sus consecuencias: «demora en la respuesta y lesiones por calzado no adecuado«, a raíz de «la falta de equipamiento seguro y estructura al no contar en el equipo con jefe de Brigada, chofer, ni operador de radio», especificaron.