RIO GALLEGOS.- El diputado provincial Gabriel Oliva, Encuentro Ciudadano destacó el fallo de la Cámara de Apelaciones porteña que hizo lugar a una medida cautelar y determinó que las clases deben continuar de manera presencial, pese al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por Alberto Fernández. Y lamentó que en Santa Cruz eso no sea así.»Volver a la educación presencial es urgente y es algo que hemos resignado en Santa Cruz«, expresó el legislador a través de sus redes sociales.

«La justicia de la ciudad de Buenos Aires decidió reponer la educación presencial. Da gusto que hayan sido los padres los que hicieron el reclamo a la justicia, y que hayan sido escuchados. Y da gusto que alguien defienda el derecho de asistir a las escuelas con fundamentos, con datos, con monitoreo y con planes alternativos. Volver a la educación presencial es urgente, y es algo que hemos resignado en Santa Cruz«, afirmó el diputado quien asumió la banca tras el fallecimiento de Javier Perez Gallart.

Oliva, docente y destacado investigador universitario lamentó que la presencialidad en Santa Cruz se demore. «Las palabras son acá huecas: la titular del Consejo de Educación dice que “tenemos una fuerte vocación por la presencialidad” pero todos sabemos que las escuelas están cerradas, clausuradas, abandonadas hace más de un año. Y que no hubo ni la intención de generar la limpieza, el arreglo, el diseño de dispositivos, la vacunación y la provisión de insumos necesarios para plantear un comienzo cuidando los protocolos», afirmó.

A través de sus redes sociales el diputado provincial afirmó: «Sería impensable que la justicia de Santa Cruz se hiciera eco de un reclamo así. Y todos los que reclamamos seremos tildados de anticuarentena, de amenazar la salud, o de cosas peores. Nuestros chicos, y en especial los más humildes, los que no tienen ni computadora y apenas tal vez el acceso a algún celular, están condenados a otro año de educación por whatsapp.».-