SANTA CRUZ.- A raíz de las fiestas clandestinas que fueron desbaratadas por la policía el pasado fin de semana y para prevenir la propagación de contagios y preservar al personal policial, se llevaron adelante 150 testeos en los domicilios de las personas que estuvieron en las reuniones donde se registró a una menor con diagnóstico positivo a Covid.  

Desde los ministerios de Seguridad y de Salud, se realizó el monitoreo y testeo de más de 150 personas vinculadas a las recientes fiestas clandestinas en las que intervino la Policía de Santa Cruz. En sendos operativos realizados el sábado y domingo pasado se identificó a más de 50 personas, entre ellas a una menor de edad con diagnóstico positivo a Covid.

En el lugar, se labraron actuaciones judiciales y se identificaron a las personas involucradas. Entre los asistentes había menores de edad, una de ellas manifestó ser COVID positivo. Del mismo modo, se desplegaron los protocolos correspondientes en la división para prevenir y resguardar al personal policial.

Por este motivo hubo que testar a más de 150 personas en sus domicilios con el objetivo de avanzar en la investigación epidemiológica y evitar la propagación del virus.

Publicidad

Publicidad

En este sentido, el Ministro de Salud y Ambiente, Claudio García, expresó que desde la cartera a su cargo se quiere resaltar que la conciencia social tiene que estar presente todo el tiempo; “porque sumado al proceso de vacunación en el cual se sigue avanzando, la conciencia social tiene que ser importante para prevenir la proliferación de nuevos brotes”.

El ministro pidió respetar las medidas vigentes y dar cumplimiento a los protocolos sanitarios, entendiendo que la responsabilidad individual hace a la responsabilidad colectiva para evitar la propagación del virus.