RIO GALLEGOS.- Con la consigna de volver a la presencialidad, padres y niños se manifestaron hoy, durante una hora, frente a la Casa de Gobierno y dejaron colgadas en las rejas del edificio mensajes con el pedido de la vuelta a clases. «Quiero volver al jardín», «clases presenciales» «tragedia educativa» o «»80.000 chicos sin ir a la escuela» fueron alguno de los carteles escritos a mano que resumieron la protesta.

De la convocatoria participaron tanto familias que llevan adelante el amparo colectivo por la vuelta a las clases presenciales como otros que se sumaron y participaron en varios de los grupos y redes que se organizaron en los últimos meses en Río Gallegos.

«Estamos en semáforo amarillo y no entendemos porque ciudades con igual semáforo, algunas tienen clases y otras no, como pasa con San Julián y Río Gallegos. Acá en Río Gallegos no hay ni aviso para saber cuando van a empezar. El criterio del semáforo epidemiológico no se cumple, es arbitrario, quien abre, quien cierra», afirmó a Winfo Santa Cruz, Moira Ramón, integrante de la agrupación Padres Organizados Santa Cruz.

«Insistimos que es arbitrario el cierre, juegan al ta-te-ti con la salud mental de nuestros hijos, ¿o por ser la capital vamos a volver al último?,», se pregunta la madre quien también es psicopedagoga y docente. «Queremos que se pongan a trabajar, y si la provincia de Buenos Aires con 16 millones de habitantes el miércoles retoma las clases con algún tipo de presencialidad, porque en Santa Cruz no se puede hacer eso, si somos 350 mil habitantes».

Publicidad

Publicidad

Mientras tanto la Cámara de Apelaciones debe resolver la apelación presentada ante ese tribunal en el amparo colectivo por el regreso a las clases presenciales presentado por 50 familias de Río Gallegos y El Calafate que fue rechazado en primera instancia por el juez Francisco Marinkovic por considerar que se trata de un tema altamente debatible que requiere un nivel de análisis y ponderación de aspectos sanitarios y educativos que exceden el marco del proceso de amparo, en tanto que consideró que tras la presentación del amparó cambió el contexto jurídico con el último DNU.

El amparo solicitaba que el poder judicial ordene al Consejo Provincial de Educación que restablezca la vigencia y el pleno ejercicio de los derechos constitucionales y que de manera urgente arbitre las medidas para el inmediato y progresivo restablecimiento de las clases presenciales en todos los niveles educativos de Santa Cruz. Entre las medidas, pedía la vacunación con carácter prioritario del personal docente y no docente que cumple funciones en los establecimientos educativos de la provincia. Ahora la Cámara de Apelaciones deberá resolver si hace lugar o no la apelación.

PH. Jorge Riquelme
PH. Jorge Riquelme