SANTA CRUZ.- YPF y la Fundación YPF donó a la provincia más de mil notebooks, proyectores y pantallas, para ser utilizado en el proyecto «Reducción de la Brecha Digital». En su mayoría están destinados a estudiantes del primer año del ciclo orientado de la modalidad técnica.

Más de mil notebook fueron donadas por YPF y la Fundación YPF para estudiantes de Santa Cruz. La donación se complementa con la firma de un convenio con el Ente Nacional de Comunicaciones para brindar internet gratuito para acceso a los dominios www.educacionsantacruz.edu.ar y www.tecnicasantacruz.edu.ar, como así todos los subdominios incluidos.

Por estos convenios, la provincia recibirá por parte de la YPF la donación de 814 Notebooks DELL Latitude 5400, en tanto que por parte de la Fundación YPF recibirá 200 notebooks Bangho en desuso para YPF, y 5 proyectores y pantallas.

Los equipos serán destinados a seis escuelas y más de 800 estudiantes del primer año del ciclo orientado de la modalidad técnica de las escuelas de gestión estatal asentadas en las localidades de Caleta Olivia, Puerto Deseado, Pico Truncado y Las Heras de la provincia de Santa Cruz.

Publicidad

Publicidad

Los equipamientos se destinarán a la Escuela Industrial N.º 10; Escuela de Biología Marina y Laboratorista N.º 1 Atlántico Sur; Escuela Industrial N.º 1 Gral. “Enrique Mosconi”; Escuela Industrial N.º 7; Escuela Industrial N.º 2 “Jorge Papatanasi” y la Escuela Industrial N.º 3 “Oscar Smith”.

En el convenio suscripto entre el gobierno y las empresas se considera que en el comienzo del ciclo orientado de la modalidad técnica «se profundizan los conocimientos técnicos y resulta más necesario el acceso a una computadora. Los estudiantes en esta etapa cuentan con un nivel de autonomía e independencia que les permite aprovechar al máximo estos dispositivos tecnológicos no sólo durante este año sino en todo el último ciclo de la escolaridad obligatoria».

Luego de la firma de convenios, la presidenta del CPE María Cecilia Velázquez destacó la solidaridad y la sinergia de las empresas para ayudar a “construir el derecho a la educación” y otorgar la posibilidad a los estudiantes de “poder apropiarse de la tecnología que decididamente sabíamos que venía a instalarse en nuestras relaciones en este nuevo siglo pero que la pandemia precipitó”.