EL CALAFATE.– Familias de una escuela de esta ciudad juntan firmas para solicitar al Consejo Provincial de Educación de la Provincia de Santa Cruz, que los niños no utilicen barbijos durante las clases de educación física. El pedido se fundamenta en que varios niños han manifestado a sus familias dificultad para respirar mientras realizan actividad física, falta de aire y hasta mareos.

Se trata de los padres de la Escuela Primaria Provincial 89 de la ciudad que en estas horas también se suman aquí al pedido de ampliar la cantidad de niños en cada burbuja y garantizar así mayor presencialidad en las escuelas. Los padres, afirman, en consonancia a lo reclamado días pasados en la marcha en la ciudad, que no se entiende por que no se amplían las burbujas si la ciudad no cuenta con circulación comunitaria de COVID.

«Es importante aclarar también que, la Escuela cuenta con aulas amplias y los grupos no superan los 25 alumnos y que, basándonos en la Resolución del Consejo Federal de Educación N° 398/2021 dónde se expone que “los grupos estarán conformados por el número de alumnos/as que permita cumplir con el distanciamiento y medidas establecidas dentro del aula” y que “se recomienda un distanciamiento mínimo de UN METRO Y MEDIO entre todos los actores involucrados” cumpliendo con las medidas adicionales de uso permanente de tapabocas, lavado frecuente de manos o el uso de alcohol en gel, ventilación y desinfección adecuada de las instalaciones”, consideramos podría reverse el agrupamiento actual», afirman los padres en la misiva.

Educación física sin barbijos

Los padres juntan firmas para respaldar la carta que elevarán al Consejo de Educación a través de las autoridades escolares y sostienen en la misiva, que a partir de la consulta con expertos, los niños podrían realizar actividad física con distanciamiento social en lugares con ventilación cruzada y por ende, no sería necesario la utilización de barbijos o tapabocas.

«Además, hemos consultado los protocolos emitidos por diferentes entidades de
Nación, incluso el documento emitido por la Sociedad Argentina de Pediatría para la
vuelta a clases, donde expresan que sólo docentes y auxiliares deberán utilizar
tapabocas en dicha actividad», explican los padres en la carta.

«En la misma fundamentan que el gimnasio de la escuela tiene mas de 450 m2, ventilación
cruzada, y además la Cooperadora adquirió una Máquina Portátil Desinfectante de
efecto inmediato, para pulverizar las aulas y el gimnasio antes de comenzar cada
actividad escolar», sostienen los padres.