RIO TURBIO.- La intervención de Yacimientos Carboníferos Río Turbio presidida por Anibal Fernández cedió a los reclamos de los trabajadores e intenta llegar a las elecciones en paz y sin medidas de fuerza. En una acta que mañana se pondrá a consideración de la asamblea de los 2000 trabajadores del yacimiento, la empresa propone un complemento no remunerativo que lleve el monto de sueldo bruto a $80mil al personal con menos de dos años de antigüedad y a $100 mil al personal con más de dos años de antigüedad en tanto que se compromete a no sancionar a los trabajadores que hayan realizado medidas de fuerza.

Se trata de los puntos centrales del acta borrador que resultó como parte de una reunión realizada ayer en Rio Turbio entre delegados de los trabajadores y funcionarios de la intervención, luego que esta semana, tras escuchar las declaraciones del coordinador Lucas Garcerain donde afirmó que se descontarían los días de huelga, los trabajadores decidieran paralizar totalmente el yacimiento bloqueando el ingreso a Mina 5.

En el acta borrador que ya circula por redes sociales y que será tratada mañana en la asamblea general se detalla que la parte empleadora y la entidad gremial continuaran con «el compromiso de respetar y hacer valer el Convenio Colectivo de Trabajo y las actas complementarias homologadas», en tanto que se conformará una comisión permanente de interpretación del convenio durante el lapso en que se llevaran a cabo las negociaciones de las condiciones laborales.

En el mismo se acuerda en «no llevar adelante medidas de fuerza arbitrarias que entorpezcan el normal desenvolvimiento de las actividades y producción de la empresa que resulten violatorias de las libertadas individuales y colectivas de los trabajadores de YCRT».

Sobre el complemento no remunerativo la empresa deja aclarado en el acta borrador que tiene «carácter de excepcional» y que se aplica para elevar el monto de remuneración bruta. Días pasados Galceraín, afirmó «el que no trabajó no va a cobrar», y que la empresa «no genera recursos propios y depende del presupuesto nacional», con lo que rechazó toda posibilidad de dar aumentos por sobre los que otorga Nación.

En el punto 3 y 4 se sostiene el pedido de no aplicar medidas sancionatorias a quienes hayan participado en medidas de fuerza. Se refiere a los 140 trabajadores de interior de mina que cuando cobraron el sueldo de julio se encontraron con descuentos en sus salarios por la retención de servicios que habían iniciado el pasado 23 de julio.

«La empresa se obliga excepcionalmente a no descontar los días desde que los trabajadores y trabajadoras hayan comenzado con la medida de fuerza comunicada por la asociación sindical, dejando expresa constancia que dicha obligación será solo para esta situación y por única vez, atento a que de continuar con medidas que afecten al normal funcionamiento de las áreas de la empresa se respetarán las mismas conforme principios constitucionales, siempre que se realicen de acuerdo a los procedimientos vigentes», consta en el acuerdo.

En el acta borrador la empresa también se compromete a revisar los reclamos salariales de años anteriores a esta intervención correspondiente a BAE y Pasajes.