EL CHALTÉN.- Padres de alumnos de la EPP N°9 a quienes no se les permite iniciar el ciclo lectivo por no estar vacunados, se manifestaron en el interior del establecimiento mientras se hallaba en el lugar la Directora Provincial de Nivel Primario, Olga Rizzi. Expresaron su malestar por la decisión de las autoridades plasmada en la Resolución 147/22 conocida ayer. Docentes también repudiaron la decisión de las autoridades, y alumnos del Secundario N°28 están convocando a una sentada en la escuela a realizarse mañana.

Con aplausos y cánticos un grupo de padres, algunos de ellos acompañados por sus hijos protestaron en el salón de la EPP N°9 en contra de la Resolución N°147 que impide a los chicos no vacunados iniciar las clases presenciales.

«Queremos educación», reclamaron los padres a las autoridades que se hallaban en ese momento en el Despacho de la directora, donde también se encontraba, la Directora de Nivel, Olga Rizzi, quien se mostró por un instante frente a los padres, aunque no habló con los manifestantes.

Docentes y estudiantes también repudian las Resoluciones del CPE y piden que las deroguen.

Docentes de todos los niveles educativos repudiaron las Resoluciones 146 y 147 del CPE conocidas ayer, que exigen la vacunación contra el Covid como condición para poder ingresar a las escuelas e iniciar el ciclo lectivo.

Argumentan que la medida, «genera daños en el proceso de enseñanza-aprendizaje, en la inserción social, en la psiquis de todos los involucrados dejando en desventaja a los estudiantes a quienes se les niega la posibilidad de una educación libre, laica, igualitaria, democrática, gratuita y pública», dice el texto de un acta labrada hoy.

Por su parte desde el Centro de estudiantes del Colegio Secundario N°28 Nancy Arco, convocan para mañana a las 08:30 horas a una sentada en el establecimiento reclamando por «los derechos de los estudiantes de todas las instituciones educativas del pueblo.

Rechazan la decisión de no permitir el ingreso a las aulas de los estudiantes no vacunados, puntualmente el hecho de que la medida se haya hecho conocer a los padres el domingo a la noche, horas antes de iniciarse el ciclo lectivo.

Expresan que por DNU 125/2021 establece que la vacuna no es obligatoria por tratarse de un ensayo clínico, y que la medida de impedir el ingreso a las escuelas de los alumnos no vacunados, constituye un acto de coacción y de abuso de autoridad, además de «vulnerar el derecho a la educación».