EL CALAFATE. – Desde las asociaciones profesionales de guías de turismo de todo el país empezaron a enviar cartas de apoyo a la Asociación de Guías de Santa Cruz ante la acción legal que la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo sede El Calafate iniciaron ante Parques Nacionales. La iniciativa intenta que se deje sin efecto la obligatoriedad que tienen las agencias de contratar a los guías de Turismo para realizar guiadas dentro del Parque Nacional Los Glaciares.

En la ciudad más de 300 guías ejercen la actividad turística y mas de la mitad están nucleados en AGUISAC, entidad profesional que no reúne las características de gremio o colegio y están enfocados en la profesionalización de la actividad, por esa razón aclaran que los tarifarios que cada temporada elevan son recomendados, pero no obligatorios. Si acción judicial avanzara y la APN derogara la obligatoriedad, se pondría el riesgo los puestos de trabajo de los guías, pese a que las agencias aclaran que podrían seguir contratándolos si el turista así lo requiriera.

Entre las notas recibidas por los guías se encuentra la de la Asociación de Guías de Turismo de Villa Carlos Paz, AGUIP quienes manifestaron su solidaridad «en esta cuestión que excede los límites del buen criterio«. Y suman «Los Parques Nacionales deben transformarse en instrumentos del desarrollo sustentable y como tales representar verdaderas oportunidades de crecimiento, trabajo y equidad social dinamizadoras de las economías regionales».

En otro de sus párrafos agregan «la presencia de un Parque Nacional no garantiza por si solo la conservación de los ecosistemas y sus componentes, sino que dependen también de quienes trabajan y desarrollan sus actividades en el lugar. El uso público turístico y/o recreativo de las áreas Naturales Protegidas tienen impacto en el espacio natural por lo que es preciso tener en cuenta: la relación entre los elementos naturales de ese espacio y el uso de dichos espacio por parte de los visitantes. Los guías de turismo son imprescindibles en ese contexto, ya que ellos son los instrumentos de cohesión entre el entorno y el visitante. Son quienes tiene el conocimiento necesario para permitir el disfrute de quienes lo visitan y el cuidado del lugar».

Desde Puerto Iguazú, donde se encuentra otro de los destinos favoritos por el turismo nacional e internacional recuerdan que los guías de turismo son profesionales formadas en casas de altos estudios, con un perfil específico destinado a la transmisión de conocimientos y con el objetivo de constituirse como nexo entre el visitante y la naturaleza y que de ninguna manera puede ser reemplazado por un sistema de audio o similar.

En la misma nota afirman que el guía de turismo «no puede ser considerado como un gasto artificial que encarece las tarifas» pues tienen un valor intrínseco en el servicio de calidad que no puede excluirse». Y sobre la nota de la AAAVyT consideran que «vulnera los derechos adquiridos por los guías hace tantos años, desde la época en que eran idóneos hasta la profesionalización de la actividad».

En esa misma línea la Asociación Argentina de Guías de Turismo publicó en su página de facebook «nuestra solidaridad con les profesionales Guías de Turismo de El Calafate, ante este atropellante pedido de AAAVYT que cercena fuentes laborales en lo que consideramos un retroceso en materia de derechos del trabajador/a y profesional Guía de Turismo violentando la fuente de ingreso de 300 familias».

También hicieron llegar su solidaridad los Colegios de Profesionales de Turismo de Rio Negro, Misiones, Tucumán, San Juan, La Rioja, Jujuy, Neuquén y Buenos Aires, donde mediante una nota piden que los derechos obtenidos hasta el momento «no sean avasallados por intereses netamente económicos, máxime teniendo en cuenta la cantidad de guías profesionales desocupados o sub-ocupados que existen en cada una de las provincias argentinas».