EL CALAFATE.- En tiempos de convocar a los trabajadores temporarios para que se reincorporen a sus tareas, la actividad está paralizada. ¿Qué sucederá?

*Fernando Goyanes

Es habitual que durante los meses de setiembre y octubre las empresas vinculadas a la actividad turística comiencen a convocar a sus trabajadores de temporada para reanudar sus tareas.

Este año, signado por la pandemia de Covid – 19, nada es igual: el Parque Nacional está cerrado, no hay vuelos, los hoteles sin actividad desde el mes de marzo y la gastronomía, salvo un pequeño lapso de tiempo y solo para los locales, corre igual suerte.

Publicidad

Publicidad

Ante este panorama, tanto los empresarios como los trabajadores, representados por sus gremios, se preguntan cómo seguir.

En los últimos días desde UTHGRA enviaron una carta a la Cámara de Hotelería y Gastronomía de El Calafate solicitándoles hagan pública su posición acerca de este tema, preocupados con una serie de versiones que llevaban intranquilidad a los trabajadores.

“Un posicionamiento de su parte será esclarecedor y evitará cualquier tipo de conflictos”, señalaba un párrafo de la nota.

Desde la entidad hubo respuesta por escrito y declaraciones públicas en el sentido solicitado.

“Nuestros equipos de trabajo representan el principal capital. Todos aspiramos a lo mismo: Volver a trabajar. No se trata de un deseo, constituye una necesidad”, aseguran en su misiva.

Todos ansían lo mismo, reanudar la actividad, pero ello es imposible por el momento. ¿Cómo se sigue?

Eugenia Pacheco, secretaria gremial y de organización de UTHGRA es tajante al respecto: “el empleador tiene que convocar a los trabajadores en iguales condiciones que la temporada anterior, no hay norma que lo exima de esa responsabilidad. Entendemos que la actividad está prohibida pero tienen la obligación de hacerlo”.

Eugenia Pacheco UTHGRA

Para la representante de los trabajadores, hay empresas que no son claras con sus empleados, no les informan como corresponde, no les dan respuestas, cuando desde el gobierno nacional y ahora se sumaría el provincial, están articulando medidas en beneficio del personal tanto efectivo como temporario.

“Las empresas pueden declarar a los trabajadores para que ellos reciban esas ayudas, pero hay quienes invocan el tema de la crisis para ofrecerles una suerte de retiros voluntarios. Si no hay plata para sueldos ¿Cómo hay para indemnizar?, se pregunta.

El gremio considera la circulación de versiones no adecuadas o que se instale el miedo es contraproducente en el ejercicio de los derechos de los trabajadores.

“Deberían ser convocados y en todo caso suspendidos, con una reducción de sus haberes, pagados parte por las empresas y parte el estado con las ayudas que otorga. Tenemos que trabajar en forma conjunta en pos de que la actividad se vaya reanudando y tratar de sostener las fuentes laborales. Estamos abiertos a tratar de buscar una solución”, acota Pacheco.

Adolfo Jansma, presidente de la Cámara de Hotelería, Gastronomía, Comercio, Turismo, Industria y Actividades Afines de El Calafate afirma que se está viviendo una situación muy especial con una pandemia que restringe las actividades desde el mes de marzo y genera múltiples inconvenientes.

“Ni el restablecimiento de los vuelos, ni la apertura del Parque, ni el inicio de la temporada es algo que podamos manejar nosotros, junto con el gremio tenemos que llegar a quien maneja estos resortes para que nos dé certezas. Es indispensable saber si se podrá trabajar en 30, 60 o 90 días, tener una planificación y no que nos corran el horizonte cada vez que nos acercamos a una fecha prometida”, expresa.

Adolfo Jansma

Acerca de la convocatoria a los temporarios, Jansma indica que la ley de contrato de trabajo está vigente y los obliga a cumplirla, pero recuerda que la apertura de la hotelería sigue prohibida por DNU del gobierno nacional ratificado por la gobernación de Santa Cruz.

“Gran parte de los trabajadores temporarios no están radicados en El Calafate, y se mantiene vigente la imposibilidad de trasladarse, sin vuelos, sin transporte y con impedimentos para transitar, habrá que trabajar con el gremio en conjunto sobre cómo solucionar estas y otras cosas”.

El presidente de la Cámara enfatiza que desde hace más de ciento cincuenta días no facturan un centavo, y que los gastos se siguen devengando con la consecuente acumulación de deuda.

“Si esto continúa habrá quienes se vean obligados a cerrar, otros que puedan fundirse, por eso es importante que los empleadores y trabajadores podamos ir juntos a reclamar a la autoridad nacional, que es la que nos tiene que dar la solución para una apertura programada y planificada, tener un horizonte claro para saber cómo nos manejamos hasta ese día en que se reanude la actividad”, concluyó.

Según se pudo saber este fin de semana se concretó un primer acercamiento virtual e informal entre ambos sectores. Los resultados no fueron los esperados y quedó abierto un compás de espera de algunas horas, pero en tanto, desde el Facebook del gremio bajo el título “UTHGRA Santa Cruz en Estado de ALERTA” se compartió un posteo en el que afirman “Vamos a defender cada fuente de trabajo”.

El escenario agrega tensión en el inicio de una semana donde los actores del turismo se han convocado a marchar el próximo 3 de setiembre para pedir por la apertura de rutas aéreas y fronteras y la Ley de Sostenimiento y Reactivación del turismo.

* El autor es periodista, editor del periódico Carta Abierta.

Este artículo forma parte de un trabajo colaborativo entre los periodistas de Winfo Santa Cruz y el Periódico Carta Abierta cuya alianza tiene como objetivo abordar temas con múltiples miradas que enriquezcan nuestras comunidades de lectores.