EL CALAFATE.- Las nuevas restricciones impuestas por el Banco Central a la compra de pasajes al exterior podrían impactar negativamente en el turimo local, «sin pasajeros emisivos la ecuación no funciona», afirman las compañías aéreas. El Calafate es el principal destino receptivo de la Argentina de turismo internacional.

La imposición de tasas de 43% a la compra con tarjetas de crédito y en cuotas, de pasajes al exterior tendría consecuencias negativas para los destinos del país que reciben turismo internacional. El Calafate es la principal plaza de la Argentina.

Felipe Baravalle, director de Jurca, la entidad que nuclea a las compañías aéreas argentinas y extranjeras que operan hacia el país, brindó datos sobre el impacto negativo que tendrían en la industria las nuevas medidas dictadas por el Banco Central sobre la venta de pasajes al exterior.

Según expresó Baravalle en una entrevista brindada al sitio aviacionenargentina.com.ar, por el aeropuerto internacional de Ezeiza actualmente transitan por día unos 8000 pasajeros por día entre arribos y partidas, mientras que en la etapa pre-pandemia por la principal terminal aérea internacional del país transitaban por día entre 15 y 16 mil pasajeros diarios.

La entrevista completa.

Una apreciación similar hizo el Foro Argentino de Consultores y Empresas de Viaje (Facve) quien señaló que la actividad transita “la peor crisis de su historia” y para salir de ella «es clave que sea política de Estado mantener una balanza equilibrada entre turismo emisivo y receptivo ya que ningún país resiste flujos de viajeros en un solo sentido.   Con las nuevas restricciones, se perderá la recuperación de la oferta de vuelos internacionales, se perderá conectividad con el mundo y se limitará gravemente el ingreso de divisas”.

El Calafate el destino más afectado 

¿Cuáles serían los destinos más dependientes del turismo internacional, por lo tanto, los más afectados por la medida del Banco Central?, plantea hoy el periodista Sergio Serrichio en el sitio Infobae. 

He aquí la paradoja: “Si se analiza el cociente entre viajeros no residentes y habitantes en diferentes ciudades, El Calafate sigue liderando el ranking, con más de 41 viajeros no residentes por cada habitante local (cifras pre-pandemia)”, precisaron Cohen Arazi y Carranza. De lejos le siguen Puerto Iguazú, con poco más de 5 viajeros internacionales por habitante, Ushuaia (2,8) Mendoza (2.5), Bariloche (1,9) y Villa La Angostura (1,8).

Los investigadores no se privaron de destacar un último dato: “por cada $1.000 que un viajero gasta en alojamiento, gasta alrededor de $1.300 en otros consumos de gastronomía, compras y excursiones , lo que refleja el efecto dinamizador del pernocte sobre otras actividades de la cadena de valor turístico”. Leer nota completa Infobae, aquí. 

Las preocupaciones de operadores turísticos de El Calafate, pasan también porque no hay certezas de cuándo se abrirán las fronteras terrestre con Chile, desde donde esperan una afluencia importante de turistas tanto de ese país, como de terceros países.

Las autoridades sanitarias de Santa Cruz anunciaron que en diciembre Nación autorizaría la apertura de cuatro puntos fronterizos, Dorotea, Cancha Carrera, Monte Aymond, y Jeinimeni. 

Sin embargo ayer el ministro Claudio García dio una información desalentadora: «la Cancillería de Chile dice que por lo pronto tiene pensado abrir un solo paso fronterizo en noviembre para toda la Argentina y dos pasos en el mes de enero”, señaló luego de una reunión del Consejo Federal de Salud.