EL CALAFATE.- Natalia Lopresti la guía de turismo que contrajo el virus hace un mes, hoy empezó a celebrar el alta definitiva como paciente afectada por coronavirus. Necesitaba un segundo resultado negativo que confirmara el alta médica y hoy la recibió. ¿Lo primero? el abrazo demorado por un mes con su familia, a la que solo la separaba las paredes de su casa.

La noticia llena de alegría no solo a la familia y amigos de Natalia sino a todo el ambiente del turismo de la ciudad en la que Natalia se desempeña desde hace varios años. Días pasados, compartió su testimonio con Winfo Santa Cruz, donde contó como fueron los duros días a la espera del diagnóstico, el tránsito por la enfermedad y la recuperación en aislamiento.

Aquí compartimos el video que publicamos días pasados.

Pese a haber tenido un resultado positivo, nunca dejó de asistir a la delegación de turistas franceses para los que fue contratada por un par de días y aún asiste vía telefónica. Mantuvo el vínculo a través de whatsapp, y también enviándoles libros y películas para que pasen los días. Ella intermedia entre los médicos y los jubilados, que aún se encuentran en situación de aislamiento en el hotel Edenia. Parte de ese grupo contrajo el virus y terminaron internados en el hospital SAMIC. Hoy se van recuperando.

Publicidad

Publicidad

«Seguí en contacto con ellos siempre, primero por whatsapp, después hicimos video llamadas», y agrega, «es como que soy su conexión con el pueblo, pasan por distintos estados de ánimo, por el lugar donde están, hay que entenderlos, son grandes de edad, están en un país donde no conocen, podrían ser mis padres, y si mis padres estuvieran en ese lugar, viajando por algún lugar del mundo, me gustaría que también haya alguien ayudándolos si lo necesitan», explica Lopresti.