RIO GALLEGOS.- La Mesa de Unidad Sindical nació en el 2006 en medio de una protesta gremial que derivó en una fuerte crisis política en la provincia, gremios con reclamos parecidos confluyeron en un espacio de diálogo y le hicieron frente al poder político de entonces. Casi diez años después ya núclea a nueve gremios y dos sectores estudiantiles y hoy encabezan una protesta frente a la gobernación de Alicia Kirchner. Vienen de extractos políticos diferentes, pero los encuentra reclamos similares. Han logrado sortear dificultados y dan muestras de lo que significa la convivencia cívica, discutir lo que no comparten y lograr acuerdos y consensos. La Mesa de Unidad Sindical, es hoy una rara avis en una Santa Cruz, demuestran que se puede convivir, pese a las diferencias. En el medio pasaron diez años de historia política y gremial en el país y en la provincia. Oficialismo y oposición coinciden por estas horas que «la década ganada» dejó pocas ganancias para Santa Cruz. Y cuando en el 2007 los reclamos eran por los sueldos en negro, los convenios colectivos de trabajo y los salarios relegados, hoy ese reclamo es también social: la caja de servicios sociales, la decadente condición edilicia de las escuelas, el estado de la salud pública de la provincial. En este espacio confluyen desde el portero de una escuela al docente universitario. Francisco Gomez, secretario general de la CTA Autónoma de Santa Cruz, fue uno de los gestores de este espacio en el 2007 hoy reflexiona ante Winfo Santa Cruz como es convivir, aún en las diferencias.