EL CALAFATE.- Artistas locales armaron una varietté para el día del aniversario de la ciudad. Taller de máscaras para niños, música, acrobacias y telas. En el patio del bar  «Ananda», frente a la Laguna Nímez montaron una levada estructura para realizar acrobacias en trapecio y en tela, una apuesta innovadora en la costanera local. Las acrobacias aéreas, por tradición, surgieron como parte de los espectáculos del circo. Las telas, particularmente, ofrecen una estética muy particular, y la posibilidad de realizar diferentes figuras al colgarse de ellas con ayuda de piernas y brazos. Esto implica la utilización de todos los grupos musculares y un fortalecimiento de grandes músculos, es el primer beneficio de salud y estética que se desprende de esta actividad. Ante la mirada atenta de niños, padres y ocasionales turistas, los artistas desplegaron sus habilidades y encanto con máscaras de pájaros autóctonos. La arquitecta Emilia Baquinsay, con una máscara de loica,  desplegó su rutina con encanto y mucha soltura, y la compañía de un grupo de músicos que iban acompasando cada movimiento. Así, Emilia, voló en el cielo patagónico desafiando el viento, que juguetón, intentaba robarle la tela.