Corruptour«Ándale, ándale, súbele….» invita a los pasajeros a ocupar sus asientos, uno de los organizadores de esta movida anticorrupción que se está viralizando en las redes, como un ejemplo de cómo transformar el hartazgo ante la impunidad, en un hecho positivo que ayude a tomar conciencia. Según el último informe de Transparencia Internacional divulgado días atrás, México ocupa el lugar 123 de 176 países analizados en materia de corrupción. Existen procesos abiertos por corrupción contra tres exgobernadores, uno de ellos prófugo. Al estilo de los turísticos City Tours, el Corruptour es un proyecto en el cual un autobús escolar convertido en una especie de turibús, es el encargado de dar un paseo a sus usuarios por los lugares más corruptos de la Ciudad de México. Algunos de los lugares participes del tour son Secretaria de Gobernación, Televisa Chapultepec, el Senado, Metro Balderas, la Estela de Luz, la residencia oficial de Los Pinos, el IMSS y el Antimonumento de Ayotzinapa, por mencionar algunos. Principalmente este proyecto tiene como fin “lograr que la corrupción sea un tema de conversación entre un grupo más amplio”, expresó la coordinadora del Instituto de Economía y Paz en México, Patricia Obeso, una de las mentes creativas del Corruptour. «Sólo tenemos 27 lugares», dice a las decenas de personas que esperan, Patricia de Obeso, una de las organizadoras de este singular tour estrenado el 5 de febrero, gratuito y con dos recorridos las tardes de domingo, que parte del Bosque de Chapultepec. (El bosque de Chapultepec, no del Anfiteatro).