RÍO GALLEGOS.- A diferencia de otros procesos, la ruptura del glaciar que se inició esta mañana a las 8.40 hs presentaba un rasgo distintivo,  se formaron dos cuevas de hielo en lugar de una. Esta inusual particularidad sumó belleza al espectáculo natural que se prodiga cada tantos años. Cerca de las 17 horas una de las cuevas se desplomó sobre las aguas del canal de Los Témpanos, en medio del  característico estruendo que conmueve a los testigos que celebran ese instante por el que esperaron horas apostados en las pasarelas.
Por minutos la enorme masa de hielo picado que taponó el paso del agua, hizo pensar que el proceso se interrumpiría al menos por lo que quedaba del día. Sin embargo en cuestión de minutos el agua del brazo Rico se abrió paso nuevamente por un resquicio pegado a la pared frontal del glaciar, y retomó su curso irreversible.