BUENOS AIRES.- Durante la sesión de ayer en la cámara de Diputados, el representante por Santa Cruz rechazó el presupuesto nacional porque «se está recortando la inversión en salud y en educación», indicó el legislador, y expresó su defensa de los salarios que cobran los docentes y médicos «porque no creo que sean un gasto» sino una «inversión», sostuvo el hijo de Néstor y Cristina Kirchner. Sin embargo el diputado nacional no especificó si en su discurso en defensa de los salarios médicos y docentes, también incluía a Santa Cruz, la provincia a la que representa Máximo Kirchner,  donde los sueldos de estos sectores y de los estatales en general permanecieron congelados los últimos dos años y perdieron  más de un 50 por ciento de poder adquisitivo. Además los salarios se abonan fuera de término, y en el caso de los maestros, desde 2016 los perciben fraccionados en tres etapas. /?t=3