RÍO GALLEGOS.-  «Escúchenme a mí…los compañeros me deben escuchar», dijo alzando la voz con evidentes signos de enojo la gobernadora, Alicia Kirchner, durante un acto proselitista en el sindicato de petroleros jueráquicos en Las Heras. 

Mientras la gobernadora y candidata a la reelección, Alicia Kirchner, emitía un discurso en el que recordaba a Néstor Kirchner, «Convicción, compromiso, militancia no son palabras huecas para nosotros», uno de los asistentes al acto que se desarrollaba en la sede sindical de los Petroleros Jerárquicos, gritó desde el fondo del salón «a los muertos no se les cobra», en un mensaje que se volvía inaudible entre el tronar de los bombos y los pedidos de silencio por parte del público. 

Luego de varias interrupciones que le impedían continuar con su discurso,  Alicia Kirchner hizo callar al auditorio con una expresión de dureza y enojo:  «Escúchenme a mí, los compañeros me deben escuchar», lanzó la candidata por el Frente de Todos dando por concluida la disputa y poniendo orden en la sala. 

El acto tuvo lugar el miércoles 24 de julio y había sido convocado por el secretario general del Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral, José Llugdar  la sede que el gremio tiene en la localidad de Las Heras.