EL CALAFATE.- Luego de la pericia cinemática en la vivienda de Fabián Gutiérrez, y una inspección en la cabaña adonde apareció semienterrado el cuerpo, el abogado querellante, Claudio Levín aseguró que las pruebas refuerzan «que hubo dos personas más en el traslado del cuerpo», además de los tres detenidos.

«La víctima al momento de ser torturada se encontraba sentada en una silla con las manos maniatadas hacia atrás. Uno de los imputados se posicionó detrás de ella con el elemento contrisctor asfixiándolo, mientras que los otros dos se posicionaron delante de el propinándole golpes de puño y un arma impropia como un palo o garrote le pegaron por delante y ambos costados», detalló ante los medios el licenciado Amilcar Fleitas perito de partes en represetanción de la familia del exsecretario presidencial.

La reconstrucción se basó en determinar cómo ocurrieron los hechos esa noche en la casa de Santiago Perkic 124, qué lugares ocuparon los tres procesados -Facuando Zaeta, Facundo Gomez y Pedro Monzon- y desde dónde y cómo recibió las agresiones Gutiérrez la noche del 2 de julio pasado cuando lo asesinaron.

Para Sandro Levin, abogado de la familia de Fabián Gutierrez la reconstrucción permitió «darle claridad a los hechos», y afirmó que las pruebas acumuladas hasta el momento «refuerzan la hiótesis de que hubo dos personas más en el traslado del cuerpo», además de los tres detenidos.

El perito Fleitas detalló que de todas las agresiones propinadas a Gutierrez el mas relevante fue el de la ahorcadura sufrida por el empresario. «En ese sentido, trabajamos en conjunto con la perito del Gabinete criminalísitico y coincidimos en las generalidades de las posiciones, solo disentimos en algunos pequeños detalles», detalló Fleitas, quien participó junto a la perito oficial, Lorena Parada, Jefa de División del Gabinete Criminalístico de la policía provincial.

A las acciones las concatenaron con manchas de sangre que encontraron proyectadas en el techo del hall de ingreso a la vivienda en la planta baja entre el living y el baño, lugar al que determinaron como escenario principal del asesinato. Con la ayuda de las imágenes vistas en una computadora, Fleitas fundamentó ante el juez porqué considera que el ahorcamiento fue realizada con un cable y no con una venda, en tanto que aseguró que los tres procesados actuaron en forma concatenada.

«Tuvieron bastante tiempo para realizar el raid dentro de la casa,  entre tres horas y tres horas  y media estuvieron torturando a Gutierrez», detalló el experto en criminalística. Según datos de la causa, Gutierrez llegó con Facundo Zaeta a las 20 horas del del 2 de julio pasado a la vivencia para concretar una cita que, según insinuó a sus amigos, se extendería por tres días. Sin embargo, pocas horas después encontraría la muerte.