Por Fernando Goyanes*

EL CALAFATE.- De acuerdo a estudios realizados en nuestro país en los últimos tres años, se desprende que el 40 por ciento de los hipertensos desconocen su situación. ¿Qué sucede en tiempos de Covid-19?

En reiteradas ocasiones, hay temas que nos quitan el foco de otros de la misma o mayor relevancia, pero que quedan ocultos en un segundo plano. La pandemia de Covid-19 ha desplazado del centro de la escena a otras enfermedades, crónicas o no, que afectan la salud de un gran número de personas.

La hipertensión arterial es una de ellas, silenciosa, sin síntomas, requiere del compromiso personal de autocuidado y también del médico que, cuando el paciente llega al consultorio, cualquiera sea el motivo, le pueda informar de los beneficios de tomarse la presión.

Publicidad

Publicidad

“La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en la Argentina, hay mucha gente que es hipertensa y no lo sabe y por tal motivo no se les puede dar los beneficios del tratamiento, esos son los pacientes que tienen peor pronóstico, pasibles de sufrir un ACV, infarto de miocardio pero no se puede tratar lo que se desconoce”, señala el doctor Rodrigo Sabio, Director del Consejo de Medicina Vascular de la Sociedad Argentina de Medicinma (SAM).

¿De qué manera incide esta pandemia en la asistencia de los pacientes a los centros de salud para mantener o iniciar un control médico apropiado?

“ Lo que uno espera es que la pandemia no sea un motivo más del mal control, cuando el aspecto cardiovascular está descontrolado tiene peor pronóstico incluso para el paciente con Covid – 19, es un factor de riesgo de una afección más severa, no deberíamos descuidar las enfermedades crónicas. ¿Qué alternativas hay en estos casos? Es muy difícil que las personas se movilicen cuando aparecen los brotes ya que muchas veces son pacientes de riesgo, por lo que se han planteado nuevas estrategias”, señala.

Entre esas opciones Sabio menciona a la telemedicina que ya se usaba pero de otra manera, y ahora se ha transformado en una necesidad.

“Es la posibilidad de estar conectado con los pacientes, ya sea por vía telefónica, video llamada o correo electrónico, efectuando por sí mismo mediciones de presión arterial en domicilio y luego contactándose con el médico que toma las decisiones del caso, siempre el peor escenario es no controlarse”, alerta.

Si bien no todos pueden contar con un tensiómetro digital validado en su domicilio, el hecho de tratarse de una enfermedad crónica conducirá a que en algún momento haya quien opte por tenerlo ya que se utilizará de manera continua y habitual.

“Hay un número de pacientes que lo tienen que no es la mayoría, y depende también de como hayan trabajado ese tema con sus médicos. Para aquellos que no lo tienen, el sistema de salud cuenta con un circuito adecuado para su atención”, afirma el especialista.

Sabio se refiere a la creación de circuitos seguros en los centros de salud (covid/no covid) dándoles a las personas  la certeza que cuando se acerquen a uno de ellos no se verá afectado por el contagio.

“No va a encontrar gente en las salas de espera y si la hubiera será mínima y con la distancia social necesaria, que el profesional que lo atienda estará con todas las medidas de seguridad, con las medidas adecuadas de limpieza en el ambiente, consultorio, camilla, el tensiómetro que se utilizará, todas medidas tendientes a darle seguridad al paciente y que no deje de controlar su salud”, acota Sabio.

Independientemente de todo lo mencionado, el descenso de los controles ha sido rotundo desde marzo a la fecha, no solo en la localidad sino en el mundo, incluso extensivo a otras patologías como diabetes, colesterol, entre otras.

“Un trabajo realizado en Italia en el mes de marzo indica que el número de infartos con internación era menor a 2019 pero la mortalidad era muy alta, se puede extrapolar a otras partes del mundo, consultan menos o de manera tardía por miedo al contagio, algunos aun cursando un infarto se negaban al traslado al centro de salud», señala el dr Sabio.

Respecto a si hubo una merma en la entrega de recetas para los medicamentos que controlan la hipertensión producto de la disminución de consultas, Sabio señaló que pudo haber ocurrido en el mes de marzo cuando se detectó el virus por primera vez en El Calafate porque no se habían organizado todos los canales con los que hoy se cuentan.

“Tanto públicos como privados promueven que el paciente anticipe la solicitud por mail o teléfono o concurra de manera personal,  y luego pase y la retire. En marzo el quédate en casa fue tan intenso que todo se paralizó y ni siquiera se salía a buscar los medicamentos”, concluyó.

Campaña “Conocé y controlá tu presión arterial”

Del 12 de agosto al 14 de setiembre está en vigencia esta iniciativa que adopta las cifras representativas por su significado en este tema (12/8 y 14/9, consideradas dentro del rango aceptable de registro) sobre la cual el Doctor Rodrigo Sabio da mayores precisiones en este video.

Campaña explicativa de cómo medir la presión en casa

* El autor es periodista, editor del periódico Carta Abierta.

Este artículo forma parte de un trabajo colaborativo entre los periodistas de Winfo Santa Cruz y el Periódico Carta Abierta cuya alianza tiene como objetivo abordar temas con múltiples miradas que enriquezcan nuestras comunidades de lectores.