Foto de Portada: Copyright 2020 ROA

EL CALAFATE.- La doctora Marcela Abdelnur es la jefa del servicio de Otorrinolaringología del hospital SAMIC, junto a sus colegas está desde que se registraron los primeros contagios realizando hisopados en el hospital y estudiando de cerca el desarrollo de la enfermedad. Junto a otros especialistas del país decidieron formar la Red de Olfato Argentina, que reúne a Médicos Otorrinolaringólogos independientes de la República Argentina que investigan la pérdida del olfato y el gusto causados por el virus COVID-19, y también estudian otras causas que pueden generar estos síntomas.

En una entrevista con Winfo Santa Cruz, Abdelnur cuenta como desarrollaron un test para que las personas puedan ir midiendo la pérdida o bien la recuperación del olfato y remarcó la importancia del sentido del olfato en la vida cotidiana. Eligieron el orégano, el ajo y la vainilla como los tres aromas para que las personas realicen en sus hogares su propio test.

«Les pedimos a los pacientes que pongan los tres elementos en una taza, y que traten de identificar los olores sin saber qué están oliendo. Luego tienen que clasificarlos del 0 al 5», detalla Abdelnur al contar el sencillo método que idearon para identificar cuál es el estado del olfato en sus pacientes.

Publicidad

Publicidad

A partir de la investigación que llevan adelante en ROA, los contactó la Universidad de Harvard y el Hospital de Massachusetts de Boston atraídos por el test, y los invitaron a ser parte de un estudio de testeo de los pacientes con COVID-19 con falta de olfato. En tanto que desde el CONICET los invitaron a ser parte de la elaboración de una guía para implementar en todos los hospitales del país.

En otro párrafo de la entrevista la especialista en otorrinolaringología explicó porqué el olfato es uno de los sentidos olvidados, pero no por ello menos importante en la vida cotidiana.

Abdelnur cuenta también en qué consiste el «entrenamiento olfativo» que se le realiza a los pacientes con COVID-19 en la localidad.

La jefa del Servicio de Otorrinolaringología explicó que medidas deben seguir manteniéndose en la población para evitar nuevos brotes.