SANTA CRUZ.- El ministro de Salu, Juan Carlos Nadalich, advirtió hoy que la comunidad tiene que estar preparada “porque los brotes van a suceder en Río Gallegos y en otras localidades también”, en base a una proyección de datos registrados por la cartera a su cargo. La provincia no emitió el habitual informe de las 20:00 horas debido a un cambio de modalidad en la comunicación. El Calafate reportó esta tarde 5 nuevos casos positivos e informó que 4 pacientes fueron dados de alta.

A través de un mensaje audiovisual en el que se incluyó gráficos estadísticos, el ministro, Juan Carlos Nadalich, llamó a la comunidad a estar preparada ya que «los brotes van a suceder en Río Gallegos y en otras localidades también«. En la capital provincial el porcentaje de ocupación de camas en UTI es de 77,77%.

El funcionario no brindó datos estadísticos sobre la pandemia, debido a un cambio en la modalidad de comunicación.

A partir de mañana se ofrecerán dos instancias de comunicación sobre la situación epidemiológica en la provincia. A las 10 de la mañana se publicará el reporte epidemiológico con los datos de casos del día anterior con corte a las cero horas, y a la tarde los funcionarios brindarán un informe audiovisual.

Publicidad

Publicidad

Esta tarde el ministro Nadalich brindó el primer informe bajo esta nueva modalidad, en el que remarcó que “Es importante ver la magnitud del desarrollo del brote de Rio Gallegos, ya que esto puede volver a ocurrir”, según la relación entre casos y altas acumuladas.

El funcionario explicó que “Se pueden ver cómo se desarrollan casos a lo largo de la pandemia: a partir de julio comienza el crecimiento de casos con centro en Río Gallegos. Al mismo tiempo se producen las altas y se puede ver como en la medida que incrementan casos, se dan las mismas” (Imagen 1).


En este sentido, añadió: “Es importante ver la magnitud del desarrollo del brote de Rio Gallegos, ya que esto puede volver a ocurrir. Tenemos que tomar conciencia de cómo tiene que ser nuestra conducta en la cotidianidad de la pandemia y a lo largo de los próximos meses”.

En un segundo gráfico (Imagen 2), presentó la curva de duplicación de casos, en la que se puede observar la incidencia de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio en el achatamiento de esta curva: “Antes de brote en Río Gallegos, el 9 de julio, teníamos una tasa de duplicación de casos de 34 días; el 14 de julio pasamos al perfil más bajo con cuatro días; y a partir de las medidas de aislamiento comienza a ordenarse el proceso y ayer estamos en 16 días para la duplicación de casos”.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2-1024x550.jpg

“Esto marca -continuó Nadalich – las perspectivas para organizarnos en cuanto a la circulación de personas. Si no tenemos cuidado, cualquier descuido nos hará volver a la curva anterior”.

El ministro además informó que a partir de las medidas de ASPO para la capital provincial se está reduciendo el nivel de contagio y alcanzando un índice en el que dos personas contagian a una. “Eso lo estamos logrando con el nivel de aislamiento. Este comportamiento tiene que asumirse hacia el interior de las casas y cuando nos reunimos en las familias y en los trabajos”.


Brote en Río Gallegos y El Calafate

En cuanto al brote que inició el 14 de julio en la capital de Santa Cruz, el ministro explicó que hubo tres olas de contagios que afectaron a la ciudad y en El Calafate actualmente se presenta un solo núcleo que está siendo estudiado y controlado con una tasa de duplicación de casos de 9 días (Imágenes 3 y 4).

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 3-1024x578.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 4-1024x566.jpg

Asimismo, el ministro explicó que para el control de los brotes es necesario proceder como los hacen los bomberos en el caso de un incendio: proceder al bloqueo de la propagación del contagio y en esta estrategia en importante la solidaridad.

“Como en un incendio, lo importante son las medidas que se toman en forma inmediata para bloquear el fuego porque cuando ese incendio se desparrama puede arrasar un bosque o consumir una casa o un edificio entero”, ejemplificó Nadalich.

Y subrayó: “Tiene que estar preparada toda la comunidad porque los brotes van a suceder en Río Gallegos y en otras localidades también”.

Finalmente, explicó que toda persona que se aísla sin tener la confirmación de un caso positivo o resultaron negativos no son personas que tienen anticuerpos y pueden contagiarse en otro momento.

En Río Gallegos, “la afectación de personas que se puede percibir en este momento puede estimarse en 10 mil personas y la ciudad tiene una población de 120 mil personas. Esto significa que puede volver a darse otro brote”, concluyó el funcionario provincial.

El Calafate reportó 5 nuevos contagios y 4 altas

Por su parte el Comité de Emergencia de El Calafate reportó esta tarde que sobre 18 muestras realizadas, se detectaron 5 nuevos contagios en tanto 4 pacientes recibieron el alta definitiva.

Según el parte del mediodía en la provincia hay 566 casos positivos a COVID-19.

La distribución por localidad y de acuerdo a la canitdad de casos la encabeza Río Gallegos con 486 personas afectadas con coronavirus, El Calafate, 76, Río Turbio 4, San Julián 4 y Perito Moreno, 1 caso.

La situación epidemiológica actual de Río Gallegos está definida como zona Transmisión comunitaria. En El Calafate transmisión por conglomerado, Puerto San Julián por contacto estrecho, en Río Turbio y Perito Moreno caso importado.

El porcentaje de ocupación de camas de UTI adultos, es de 40,95 % en establecimientos públicos y privados de la provincia. En Río Gallegos es de 77,77%.

El total de fallecidos desde el inicio de la pandemia es de 5 personas, cuatro de ellos en Río Gallegos, y una persona en Puerto San Julián.