RIO GALLEGOS.- Hoy al mediodía frente al Hospital Regional Río Gallegos los Enfermeros Autoconvocados realizaron una jornada para recaudar fondos y ayudar a quienes sufrieron descuentos en sus recibos de sueldo. Denuncian persecución por protestar.

«Estamos vendiendo choripanes para los compañeros que sufrieron descuentos, nos desalojaron de Casa de Gobierno así que nosotros seguimos en protesta, sigue la persecusión laboral», afirmó Karina Ramos, una de las enfermeras que el 24 de mayo quedó demorada el dia que levantaron el acampe frente a la gobernación. Ella trabaja en el turno intensivo adultos, turno noche del Hospital Regional de Río Gallegos

«Siguen apuntando a la persecución laboral, a Manuel (Piris) lo sacaron del servicio, ellos alegan que hay que cuidar a la población a los esenciales, pero la verdad que sacando un personal que esta preparado para dicho servicio es perjudicial para el paciente que dependen netamente del cuidado de los enfermeros», explica Ramos y recuerda, «también lo sacaron al colega Walter Barrientos, a mi me separaron de todo mi grupo, pero bueno, creo que nunca se imaginaron que nosotros íbamos a continuar con este conflicto y que dure tanto tiempo».

Publicidad

Publicidad

Ramos afirma que los gremios no dan respuestas, «siguen perjudicando al personal, vengan a ver al Hospital, la infraestructura, esto no es de ahora, esta pandemia vino a desnudar la realidad… el poco material que nos dan, quieren que tengamos un barbijo 15 días». También reclamó la falta de pago del bono provincial para el área.